Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Logo de Caixabank en la antigua sede de Bankia, en Valencia / EP

Caixabank se abre a cubrir bajas temporales con personal propio para rebajar el ERE

La entidad amplía la negociación hasta el 29 de junio, pero reclama a los sindicatos una propuesta "asumible y conforme a la realidad" para el ajuste de 7.605 trabajadores

2 min

La dirección de Caixabank se ha abierto a la propuesta de los sindicatos de utilizar los excedentes de plantilla para reducir el impacto del expediente de regulación de empleo (ERE). Las organizaciones laborales proponen que ese exceso de personal asuma la cobertura de bajas de larga duración, paternidad o maternidad.

Según han informado fuentes de la entidad tras la reunión negociadora de este lunes, estas necesidades se cubren actualmente con contrataciones temporales externas. Si los propios equipos tuvieran margen para asumir estas bajas temporales, se podría desvincular a una parte de los trabajadores afectados por la reestructuración.

Nueva propuesta

Sin embargo, no se ha cuantificado todavía el volumen de personas que formarían parte de este excedente de plantilla, así que por el momento el expediente continúa situado en 7.605 trabajadores. Además, el grupo está dispuesto a explorar una reubicación entre territorios para facilitar las adscripciones voluntarias, mediante el paso de algunos empleados a las llamadas oficinas in-touch o digitales.

Por otro lado, el banco ha pedido a los sindicatos trabajar en una propuesta "asumible por la entidad y conforme a la realidad del negocio bancario", ya que el actual plan sindical con prejubilaciones desde los 49 años tendría un coste excesivo para Caixabank.

Amenaza de huelga

Estos avances se han presentado tras el paro de una hora que ha secundado el 87% de la plantilla de Caixabank, según estimaciones de los sindicatos. Sobre la mesa, además, estaba la amenaza de celebrar una huelga el próximo 9 de junio, que ha sido desconvocada por las organizaciones de trabajadores para facilitar la negociación.

Las partes también han decidido ampliar hasta el 29 de junio el periodo de consultas para acercar posturas sobre el ajuste de personal.