Menú Buscar
Josep Oriol Sala (i), presidente de Caixa d'Enginyers, i Joan Cavallé (d), el consejero delegado de la entidad que tiene como objetivo la expansión fuera de Cataluña / CE

Caixa d'Enginyers reconoce que duplicó las bajas de clientes al dejar la sede en Cataluña

El director de la entidad señala que sólo han recuperado el 30% de los casi 2.500 socios que dejaron la cooperativa en los últimos meses de 2017

4 min

Caixa d'Enginyers es una de las pocas entidades que superan el examen del independentismo más radical para consumir productos y servicios alineado con sus postulados políticos al mantener la sede social en Cataluña en los momentos de mayor incertidumbre del procés. Aunque esta decisión también ha propiciado que la cooperativa duplicase las bajas de clientes habituales.

Así lo reconoce su director general, Joan Cavallé, en una entrevista este domingo en ElDiario.es. El banquero indica que, de forma habitual, gestionan “unas 1.500 bajas anuales”, pero que “tras los acontecimientos de 2017 en Cataluña tuvimos unas 1.000 bajas más, llegamos a las 2.500”. Dos años después, afirma que la entidad han recuperado “un 30%” de los clientes que decidieron buscar otra banco en ese momento.

200.000 socios

El directivo lamenta la situación, ya que no han sido capaces de captar el 70% de los cooperativistas que decidieron cerrar sus cuentas en el grupo. Ante esta realidad, explica que en los últimos años “los socios no han parado de crecer”. Recuerda que cerraron 2018 con un avance de socios del 23% en Cataluña y de un 3% en el resto de España, la plaza donde desde hace años intentan incrementar su presencia.

Caixa d'Enginyers cuenta ahora con unos 200.000 clientes. Para crecer en el resto del país han intentado dejar atrás la etiqueta de banco independentista al remarcar que son un grupo financiero que por su naturaleza su forma de proceder es distinta. Cavallé remarca esta posición en la entrevista al recordar que siempre se trata de “establecer una relación que va más allá del servicio” con los cooperativistas.

Hipoteca con los líderes de Podemos

También fue clave en alcanzar este reto el hecho de que otorgasen la hipoteca a los líderes de Unidas Podemos, Pablo Iglesias e Irene Montero, para adquirir su casa en el municipio de Galapagar (Madrid). El director general reconoce que gracias a esta noticia “más gente conoce Caixa d'Enginyers”, aunque puntualiza que “esto no lo provocaremos nosotros” y que “no tuvo ningún impacto en la entidad”.

Cavallé asegura que también han otorgado préstamos a “una persona de otro partido totalmente contrario” y a una “congregación religiosa”, entre otros. Esgrime que la entidad cuenta con clientes de todo perfil y lamenta el “ruido” que se ha generado con las decisiones más conocidas que ha tomado en los últimos años el equipo directivo que encabeza.

Planes de contingencia

Respecto a la incertidumbre que suscitó una eventual independencia de Cataluña, que aún no se ha superado en totalidad, el directivo asegura que cuando comentó la situación que se vivía en ese momento en la región con el presidente de la Asociación Europea de Bancos Cooperativos (EACB), Gerhard Hofmann, le explicó qué ocurrió en Alemania en el fin de la Segunda Guerra Mundial. El país se dividió y “mantuvieron las entidades cooperativas de modelos social de Raiffeisen” en el sector Oriental. “Cuando cayó el muro de Berlín las entidades se volvieron a juntar”.

Caixa d'Enginyers cuenta con sus propios planes de contingencia para que el grupo “siguiera funcionando de la misma manera que ahora”. “Pasara lo que pasara, aunque fueran cosas que son imposibles”, puntualiza.

Destacadas en Business