Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Crecimiento del PIB español y catalán / CG

La caída del turismo europeo y del gasto familiar lastran el crecimiento de la economía

BBVA Research revisa a la baja el PIB español y lo sitúa en el 1,9% para este año y en el 1,6% para 2020

5 min

La caída del turismo europeo por la recuperación de otros destinos mediterráneos ya afecta de lleno a la economía española. La principales zonas afectadas son las islas y el norte peninsular, donde también ha descendido el gasto de los hogares. Mientras, son las comunidades del sur y del levante las que sostienen el pulso del consumo a través de la llegada de visitantes nacionales.

Si el enfriamiento de la economía española ya era palpable con la desaceleración del mercado laboral, ahora es el turismo extranjero el que parece dar de lado España en busca de otros destinos mediterráneos más asequibles. Así se constata en el Observatorio Regional del cuarto trimestre elaborado por BBVA Research, que revisa a la baja el crecimiento del país, y lo sitúa en el 1,9% para este año y en el 1,6% para 2020. Esto llega tras el retorno a la estabilidad a zonas como Túnez, que había cedido parte de su cuota en los últimos años.

Menos turistas y menos gasto

Las zonas más castigadas son las islas y el noroeste peninsular, a las que BBVA recorta la previsión de crecimiento entrre cuatro y seis décimas. Las más afectadas son Canarias, Castilla y León, Galicia y Navarra, donde la fuga de turistas europeos se ha agravado, al tiempo que el consumo de los hogares se ha reducido ante el temor a una recesión. No obstante, la caída del gasto interno también se da en otras comunidades, como Cataluña y Madrid, a consecuencia de la ralentización del sector industrial.

En el caso catalán, en lo que va de año se han registrado un 42% más de trabajadores afectados por un ERE en el ramo industrial con respecto a 2018. De hecho, las previsiones de BBVA dejan una décima por debajo el crecimiento de Cataluña con respecto al conjunto de España para 2019, mientras que para 2020, el PIB será el mismo, con un avance del 1,6%. Se trata de un dato similar al reportado la semana pasada por la Cámara de Comercio de Barcelona, que revisó a la baja el PIB, hasta el 1,9% para este año y el 1,7% para el siguiente.

Crecimiento PIB (%)
  2016 2017 2018 2019 2020
Andalucía 2,9 2,7 2,4 2 1,6
Aragón 3,2 3,4 2,5 2 1,6
Asturias 1,6 3,8 2,3 1,7 1,3
Baleares 4,4 2,4 2,2 1,8 1,2
Canarias 3,4 2,7 2,4 1,6 1,2
Cantabria 2,6 3,4 3,4 1,8 1,7
Castilla y León 3,1 1,7 2,5 1,5 1,5
Castilla - La Mancha 4,2 2,4 2,8 2,1 1,7
Cataluña 3,5 3,2 2,3 1,8 1,6
Extremadura 1,7 2,1 2 1,8 1,6
Galicia 3,1 3,1 2,7 1,5 1,5
Madrid 3,2 3,3 3,7 2,6 2,2
Murcia 4,3 3,1 1,5 2,3 1,4
Navarra 3 2,8 3 2 1,8
País Vasco 3 3,1 2,2 1,7 1,7
La Rioja 2,6 1,5 1,6 1,5 1,5
C. Valenciana 2,8 3,1 2,1 2 1,4
España 3,2 3 2,6 1,9 1,6

A pesar de que la economía española sigue liderando el crecimiento europeo, la desaceleración mundial ya es patente. En este marco, el Gobierno también ha recortado de forma reciente una décima a la previsión del PIB para este año, hasta el 2,1%, aunque se trata de una previsión todavía por encima del pronóstico de la mayoría de analistas.

Ante este panorama, a pesar de que el enfriamiento económico es común al conjunto del país, se produce una distribución heterogénea, de modo que son las comunidades del sur y del levante las que sostienen el consumo. Es el caso de la Comunidad Valenciana, Andalucía y Murcia, donde “el turismo nacional actúa de soporte de la actividad y suaviza la ralentización del consumo y el empleo”, señala el informe.

Exportaciones "erráticas"

De hecho, el incremento de las pernoctaciones hoteleras de nacionales en lo que va de año se apoya en Andalucía y la Comunidad Valenciana. Mientras, en Madrid se han frenado las llegadas, al tiempo que en Cataluña “no se supera aún la atonía del turismo del resto de España, que se arrastra ya desde el año pasado”, afirma el Observatorio Regional.

Además, la caída del gasto no afecta solo al consumo interno, sino que se ha registrado también en el comportamiento “errático” de las exportaciones. Esto se explica por una merma de la demanda europea que frena la recuperación de la industria de comunidades como Andalucía, Cataluña, Galicia, Aragón y Castilla-La Mancha.