Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente electo de Estados Unidos, el republicano Donald Trump / EFE

La caída del paro en Estados Unidos incentiva la subida de los tipos de interés

El primer síntoma de fortaleza económica tras la victoria de Donald Trump acelera los planes de la Reserva Federal de EEUU

3 min

Estados Unidos se acerca al pleno empleo. La tasa del paro bajó al 4,6% en noviembre, tras una caída de tres décimas. Es la más baja desde agosto de 2007. La esperada noticia de la creación de empleo abre la puerta a la subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal (Fed) en su próxima reunión de mediados de diciembre.

Este ha sido el primer signo de salud robusta de la economía estadounidense después de la sorprendente victoria del candidato republicano Donald Trump. Los datos publicados hoy por el Departamento de Trabajo demuestran que a pesar de la incertidumbre de los últimos días de campaña y el inesperado resultado, las empresas siguieron contratando.

Cifras que superan las expectativas

La elevada cifra ha sorprendido a los analistas, que habían previsto que la tasa de paro siguiese en torno al 4,9%, donde se ha mantenido a lo largo del todo el año. En total, se crearon 178.000 nuevos empleos, 156.000 en el sector privado y 22.000 en la Administración pública.

El contrapunto lo ha dado el indicador del salario medio por hora. La variación de noviembre fue negativa (de -0,1%) y se situó en 25,89 dólares. Con todo, el incremento acumulado desde noviembre de 2015 sigue siendo positivo, del 2,5%.

Subida de tipos de interés

El precio del dinero subirá previsiblemente antes de final de año. El presidente de la Reserva Federal de Boston, Eric Rosengren, ya ha manifestado repetidamente su intención de subir los tipos de interés. El voto de Reino Unido para salir de la Unión Europea paralizó los planes en un contexto de inestabilidad internacional, y a la espera de un claro síntoma de fortaleza económica como éste, era la señal que Rosengren esperaba.

La próxima reunión de la Fed tendrá lugar los próximos 13 y 14 de diciembre y la mayoría de los analistas da por descontado que el banco central estadounidense subirá los tipos de interés. Se trataría del primer incremento desde diciembre del año pasado cuando la institución monetaria dejó el dinero entre el 0,25% y el 0,5%.

Destacadas en Business