Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Íñigo Diego y Ricard Guillem, cofundadores de Cafler / CEDIDA

Cafler, la startup que te hace la vida más fácil para pasar la ITV

La plataforma online nace para facilitar los trayectos urbanos en coche gracias a la financiación de Banco Sabadell y Encomenda

4 min

Las colas interminables y los horarios imposibles convierten la ITV en la pesadilla de cualquier conductor. Sobre todo en grandes capitales como Barcelona y Madrid, donde a diario se realizan más de 16.000 inspecciones técnicas. Para facilitar esta tarea cotidiana ha nacido Cafler, la primera plataforma online de movilidad delegada dirigida por el tándem formado entre Ricard Guillem e Íñigo Diego.

La startup acaba de cerrar una ronda de inversión liderada por Banco Sabadell y Encomenda --vehículo de inversión de Carlos Blanco, fundador de Nuclio-- por más de 800.000 euros. En la operación han participado otros actores como Dídac Lee, René de Jong y Jacky Abitbol, socio de Cathay Innovation, uno de los principales fondos de inversión a nivel mundial.

Movemos el coche por ti

"Tu coche está para moverte a ti, no para que tú pierdas tiempo en moverlo". Así resume Ricard Guillem, cofundador y consejero delegado de la compañía, el espíritu de esta empresa emergente. La startup permite alquilar un servicio de chófer para intercambiar el automóvil entre familiares o desplazarlo entre distintos puntos de la ciudad. La diferencia con otras alternativas como Uber y Cabify es tanto el tipo concreto de actividad --solo se mueve el vehículo, ni sus pasajeros ni su carga-- y que el servicio no es completamente en tiempo real, sino mediante reserva previa.

"El ritmo de vida actual nos invita a organizarnos de distinta manera, poniendo el foco en cuestiones importantes y dejando en manos de terceros aquellas tareas que no nos aportan", señala el emprendedor. De hecho, los fundadores han constatado que cada vez más personas dejan en manos del taller el engorro de la ITV, que a su vez pierden tiempo y recursos en estos viajes de ida y vuelta.

Equipo de la startup Cafler / CEDIDA

 

 

Equipo de la startup Cafler / CEDIDA

Los talleres, interesados

Pese a que el modelo de negocio de futuro pasa por estrechar lazos entre consumidores y empresas, por el momento el enfoque está centrado en el B2B (Business to Business, en inglés). "El 90% del negocio procede de clientes corporativos, mientras que el 10% procede de consumidores particulares", indica Guillem.

El abaratamiento de la prestación --Cafler cobra 9,90 euros por cada trayecto, un 70% menos que el coste medio para los talleres-- y la garantía de entrega y devolución en menos de dos horas han llamado la atención del colectivo de reparadores. Algunas cadenas de talleres como Feu Vert y certificadoras como TÜV SÜD ya colaboran con la plataforma.

Segunda ronda en 2021

Para llevar a cabo los traslados, la empresa cuenta con su propia red de conductores profesionales, certificados e identificados por la compañía para dar un servicio de calidad a los usuarios. De esta forma, Diego comenta que estos profesionales pueden optar a una vía extra de ingresos.

En la hoja de ruta de la startup se hallan dos hitos clave durante los próximos años. Por un lado, el aterrizaje en nuevas ciudades y, por otro, la ampliación de la cartera de servicios a otros nichos. Además, Cafler prevé cerrar a finales de año una segunda ronda de financiación por un máximo de cuatro millones de euros. Esta inyección de capital permitirá perfeccionar el algoritmo de la empresa y ejecutar su plan de internacionalizaciíon previsto para 2022.