Cae la confianza empresarial por la crisis en Cataluña

El 68% de los altos cargos empresariales catalanes ve "regular, mala o muy mala" la situación económica en la región, según un estudio

Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat, en una comparecencia pública / EFE
05.03.2018 01:50 h.
3 min

Cae la confianza empresarial por la crisis en Cataluña. El 68% de altos cargos empresariales califica de "regular, mala o muy mala" la situación económica regional, según un estudio de la consultora KPMG en colaboración con la patronal CEOE.

El análisis Perspectivas España 2018, basado en 265 entrevistas a ejecutivos en noviembre y diciembre, después de la declaración unilateral de independencia fallida en el Parlamento catalán, concluye que el 24% de los mandos ve "malo o muy malo" el escenario económico en Cataluña. La cifra es un 10% superior a la anotada en el anterior informe.

La mayoría, regular

Según la investigación, el 44% de los dirigentes de empresas ve el panorama económico regional "regular", mientras que un 32% lo valora positivamente. Con lo que respecta al futuro, las valoraciones tampoco son demasiado positivas. Un 35% de los encuestados cree que la situación económica en Cataluña mejorará, mientras que un 38% estima que seguirá igual.

En el otro extremo, el 27% de los directivos sondeados por KPMG en colaboración con la CEOE vislumbran un escenario económico "peor" en Cataluña a doce meses vista. La cifra casi triplica el 10% que se anota la media nacional.

En Cataluña, pesimistas

Según el trabajo, los directivos catalanes son los más pesimistas respecto al panorama económico nacional. Seis de cada diez encuestados en esta región cree que el escenario continuará igual este año, frente a un 18% que asegura que empeorará.

"La incertidumbre política está marcando la vida empresarial de Cataluña desde hace tiempo y no parece que vaya a abandonar el escenario a corto plazo", asevera el informe de la consultora.

Menos empleo

En materia de empleo, el trabajo centrado en la confianza empresarial alerta de que sólo el 38% de los directivos catalanes prevé reforzar su plantilla este año, frente a un 53% doce meses atrás.

La mayoría (80%), no obstante, espera aumentar ventas en el ejercicio en curso. Otro 14% cree que esta cifra se mantendrá. También aumentan ligeramente los mandos empresariales que creen que la facturación de sus firmas bajará en 2018: del 5% al 9%.

¿Quiere hacer un comentario?