Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una protesta de vehículos VTC, los que utilizan Cabify, Uber y Bolt, en Barcelona / EFE

Cabify sigue en Barcelona pero avisa de la dificultad de adaptarse a la nueva normativa VTC catalana

La compañía acusa al Govern de dificultar "gravemente el desarrollo del sector", lo que pone "en peligro" unas inversiones que estima en más de 150 millones de euros y "miles de puestos de trabajo"

Ricard López
4 min

La empresa Cabify, principal plataforma de vehículos de alquiler con conductor (VTC) que opera en Cataluña, alerta de las graves dificultades que existen para cumplir la nueva normativa VTC impuesta por la Generalitat, a pesar de lo cual asegura estar analizando cómo adaptarse seguir prestando servicio en Barcelona y en el resto de la autonomía.

"Cabify sigue estudiando cómo adaptarse a una regulación que promueve la práctica eliminación de un sector que aporta soluciones de movilidad a más de un millón de usuarios, y actualmente elimina la circulación de más de 350.000 coches al mes de las calles de Barcelona y su área metropolitana", señala la compañía en un comunicado. 

La nueva normativa catalana es muy restrictiva con la actividad urbana de los VTC ya que, por ejemplo, solo permite operar a vehículos de más de 4,9 metros. Cabify estima que menos del 1% de los coches con los que ahora da servicio cumplen este requisito.

"Miles de puestos de trabajo" en peligro

A pesar de "las trabas", Cabify mantiene su intención de seguir trabajando en Cataluña, como lleva haciendo desde hace diez años. Según denuncia, las restricciones contempladas en el Decreto Ley de la Generalitat "dificultan gravemente el desarrollo del sector, lo que pone en peligro unas inversiones estimadas en más de 150 millones de euros de la compañía y sus proveedores y miles de puestos de trabajo".

Según su escrito, la escasez de vehículos en el mercado que cumplan con las "injustificadas" características impuestas por la regulación "supone un obstáculo prácticamente insalvable con los plazos establecidos". Así, recuerda que en 2021 se matricularon en España 859.477 turismos y todoterrenos, y que de ellos, sólo se matricularon 8.544 coches con la etiqueta ECO o Cero y una longitud de más de 4,90 metros, según datos de Ideauto, lo cual supone apenas un 0,99 % del total.

Requisitos "desproporcionados"

"Es decir, menos del 1% de los coches vendidos en España en 2021 cumplen con los desproporcionados requisitos de la Generalitat, con una regulación que pretende limitar al VTC a un servicio para unos pocos, relacionado con el lujo o la gama alta en lugar de pensar en el bienestar de los ciudadanos y la movilidad de toda la sociedad", señala la compañía.

Este martes está previsto que se manifiesten en Barcelona los trabajadores del sector VTC contra las medidas regulatorias del Govern. La movilización consistirá en una caravana de vehículos, partirá a las 11:00 horas del cruce de las calles Pau Claris y Mallorca, y seguirá a través de la Via Laietana hasta el palacio de la Generalitat, donde se leerá un manifiesto reivindicativo del sector.