Menú Buscar
Margrethe Vestager, la comisaria europea de la Competencia en una imagen de archivo / EFE

Bruselas acusa a Facebook de falsear datos de la compra de WhatsApp

La Comisaría de la Competencia sospecha que los propietarios de la red social facilitaron datos "incorrectos o engañosos" cuando fueron requeridos tras la adquisición de la firma de mensajería

3 min

La Comisión Europea ha acusado este martes a Facebook de aportar datos "incorrectos o engañosos" en el marco de la investigación que Bruselas inició para evaluar la adquisición de la empresa de mensajería instantánea WhatsApp.

La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager ha subrayado que las compañías están "obligadas" a dar al Ejecutivo comunitario información "adecuada" durante las investigaciones y ha apuntado que, según el análisis "preliminar", Facebook aportó datos "incorrectos o engañosos" y ahora "tiene la oportunidad de responder".

Bruselas ha concretado en un comunicado que Facebook dispone de hasta el 31 de enero de 2017 para responder al pliego de cargos enviado por el Ejecutivo comunitario y que se puede enfrentar a una multa de hasta el 1% de sus ingresos si se confirman las acusaciones.

Buenas relaciones

El pronunciamiento público de la Comisión Europea aparece después de que Bruselas y lka multinacional hubieran iniciado una fase de entendimiento. Facebook aceptó suspender la transferencia de datos personales de sus usuarios con Whatsapp, tal como le habían pedido las autoridades comunitarias.

El fundador y consejero delegado de la aplicación de mensajería instantánea, Jan Koum, recibió una carta en la que las agencias de protección de datos y la Comisión Europea le pedían de forma explícita que detuviera esta práctica de cara a proteger a los usuarios de ambos servicios.

La publicidad invasiva

Hasta entonces, y según Facebook, ambas compañías compartían los datos personales de sus usuarios de cara a protegerles de publicidad invasiva y del popularmente conocido como spam. Esta práctica, que ambas compañías se comprometieron a no realizar cuando a finales de 2014 la red social se hizo con Whatsapp, llevó a las autoridades continentales a amenazar con “actuaciones coordinadas”.

Entonces, la red social se comprometió a detener esta práctica para cuestiones publicitarias, aunque sí lo siguió haciendo para proteger a sus usuarios del spam.