Menú Buscar
Gonzalo Gortázar en la presentación de los resultados de Caixabank del primer trimestre de 2017 / EFE

La integración del BPI permite a Caixabank mejorar sus beneficios el 31,6%

En el primer semestre del año, el grupo español consigue ingresar en concepto de comisiones por servicios el 23,4% más

3 min

CaixaBank obtuvo en el primer semestre del año un beneficio de 839 millones de euros, lo que supone un aumento del 31,6% con respecto al mismo periodo de 2016.

La evolución del este periodo refleja consolidación de los resultados de BPI desde febrero, que impacta en los principales epígrafes de la cuenta de resultados. Fruto de esa integración son unos ingresos que generan 4.280 millones de margen bruto.

La integración del BPI

Su evolución interanual (+5,7%) refleja la incorporación de BPI y la mayor generación de ingresos básicos del negocio bancario, que aumentan un 20,6% en el grupo y un 11,8% en CaixaBank, y que permiten compensar los menores resultados derivados de activos y pasivos financieros.

La rentabilidad del grupo CaixaBank mejora desde diciembre 90 puntos básicos y se sitúa en el 6,5%, mientras que el ROTE recurrente del negocio bancario y asegurador alcanza el 10,3%, con un resultado de 927 millones en el semestre.

Líder en retail

CaixaBank mantiene el liderazgo en banca retail, con una cuota de penetración de clientes particulares en España como entidad principal del 25,7%, y la primera posición en nóminas, con una cuota del 26,4%, y en seguros, planes y fondos por recursos gestionados, con una cuota del 21,7%.

La entidad mantiene el liderazgo en banca online, con 5,5 millones de clientes, y en banca móvil, con 3,9 millones. La tecnología y la digitalización apoyan el modelo de negocio de CaixaBank, con el 97% de la documentación firmada digitalmente.

El margen aumenta el 15%

El margen de intereses alcanza los 2.349 millones (+15,1% respecto al primer semestre de 2016), impactado por la incorporación del negocio de BPI, que aporta un 8,2% de crecimiento. En CaixaBank, el margen de intereses aumenta un 6,9%, esencialmente por la gestión de la actividad minorista, con una fuerte reducción del coste del ahorro a vencimiento, y la evolución negativa de los ingresos impactada por la reducción de la rentabilidad de la cartera crediticia y de la cartera de renta fija por la bajada de los tipos de interés de mercado.

Los ingresos por comisiones alcanzan los 1.252 millones de euros. En su evolución (+23,9%) incide la aportación de BPI (+11,6%) y los ingresos derivados de la actividad comercial de CaixaBank (+12,4%), que en el año recoge mayores comisiones por operaciones de banca de inversión y una mayor transaccionalidad.

Destacadas en Business