Menú Buscar
Un supermercado Esclat, una de las marcas de la cadena independentista Grupo Bon Preu / CG

La cadena 'indepe' Bon Preu dispara un 11% su facturación

Los supermercados de la familia Font alcanzaron una cifra de negocio de 1.200 millones en el año clave del desafío secesionista

15.03.2018 10:57 h.
3 min

La cadena independentista Bon Preu disparó su facturación un 11,4% el último ejercicio, que cerró el pasado 28 de febrero. El grupo de supermercados de la cadena Font alcanzó una cifra de negocio de 1.199 millones de euros en 2017, el año clave del proceso secesionista en Cataluña.

Según ha indicado la enseña en un comunicado hoy, jueves 15 de marzo, al incremento de la facturación sin IVA se le añade la cifra de ventas en plantas constantes, que repuntó un 4,88% durante el mismo periodo. Según Bon Preu, los guarismos confirman la "tendencia ascendente" del grupo, que está acometiendo su plan de expansión. Inyectó 147 millones de euros en nuevos establecimientos y en ampliación de su infraestructura logística el año pasado. De entre el nuevo portafolio de inversiones destaca el nuevo almacén de productos refrigerados de Balenyà (Barcelona), que suma 23.000 metros cuadrados.

Aperturas

Según la cadena que dirigen los hermanos Joan Font y Josep Font, la firma aperturó cinco hipermercados en toda la región en 2017. A los nuevos puntos de venta se le sumaron dos supermercados Bonpreu en Barcelona y Gironella (Barcelona) y tres gasolineras de la marca EsclatOil en otras tres poblaciones.

En materia laboral, Bon Preu incorporó 600 trabajadores, una cifra similar a la del año anterior, que sitúa la plantilla total del grupo con sede en Masies de Voltregà (Barcelona) en 6.400 empleados. Con este personal, la cadena ha subrayado que ha potenciado su servicio de compra online con 10 puntos de recogida y ha aumentado el surtido de productos, pasando de 5.000 a 11.000 referencias.

Superar los 1.300 millones

Con respecto al ejercicio en curso, la cadena de supermercados independentista --comercializa los productos oficiales pro secesión de entidades pseudociviles como la ANC y Òmnium Cultural, facilita la asistencia de sus trabajadores a las Diadas secesionistas del 11 de septiembre y su dueño, Joan Font, asesoró al Govern de Artur Mas en el pasado-- espera facturar hasta 1.340 millones de euros.

Prevé abrir una docena de nuevos puntos de venta y trabajar para la transformación digital. En este sentido, Bon Preu anuncia que reformará su web bonpreuesclat.com para competir en este segmento.

Batalla

En paralelo a este desarrollo de negocio, Bon Preu deberá arrojar luz sobre su situación accionarial. Josep Font Fabregó, propietario del 50% de la cadena, le pidió el año pasado a a su hermano Joan que le comprara el 50%. El motivo fue, según publicaron varios medios, las discrepancias que mantenían ambos por las políticas retributivas.

Cabe recordar que Joan Font retiene la mitad de la propiedad del grupo mediante el vehículo Baloo d'Inversions. Josep Font, a su vez, presenta el otro 50% amasado en la sociedad Espais d'Inversions, posición de la que se quiere desprender.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información