Menú Buscar
Imagen del Portal del Ángel de Barcelona, una de las zonas de compra estrella de la ciudad / CG

La Bolsa de Barcelona prevé que la recuperación se consolide en 2018

El segundo parqué de España espera una mejora de la posición financiera de las familias y avances en el mercado laboral

3 min

La recuperación se consolidará. La Bolsa de Barcelona prevé que la economía española prosiga en la senda de la expansión en 2018, un ejercicio en el que espera una mejor posición financiera de las familias y avances en el mercado laboral.

El gabinete de estudios del segundo parqué de España ha desgranado hoy, miércoles 27 de diciembre, un escenario macroeconómico favorable para los sectores financiero y bursátil.

Menos déficit

Ambos mercados se verán beneficiados por la contención del gasto público tras vencer el plazo para corregir el déficit excesivo.

La desviación del presupuesto se sitúa en el 2,3% del producto interior bruto (PIB), un 0,1% superior al objetivo fijado por el Gobierno.

En este tablero, las administraciones tendrán "un escaso margen de maniobrabilidad de cara al próximo verano".

Exportaciones al alza

Otros indicadores también arrojarán saldos mejores que los del ejercicio en curso. Ejemplo de ello es la formación bruta de capital fijo. Según la Bolsa, la capacidad productiva continuará con su expansión. A corto plazo no habrá reducciones, ha agregado la misma fuente.

Con lo que respecta a las exportaciones, España mejorará gracias a la disminución del riesgo geopolítico en Europa y a la mayor velocidad de crecimiento del entorno de la eurozona.

La inflación también se mantendrá en una posición moderada, inferior al 2%, gracias a factores como la menor presión de los precios del petróleo, el cambio demográfico, la irrupción de la tecnología o los salarios estancados.

Tipos bajos en 2018

En relación al precio del dinero, los tipos de interés se mantendrán bajos el próximo ejercicio. Ello lo causará la normalización monetaria de la Reserva Federal y la reducción de las compras por parte del Banco Central Europeo (BCE).

A su vez, las empresas verán como sus beneficios siguen al alza gracias a las condiciones financieras y a un entorno exterior favorable.

En cuanto a los índices bursátiles, la buena marcha de la economía, asegura la Bolsa, debería abrir la puerta a un mejor comportamiento en Europa que en Estados Unidos. La retirada de los estímulos monetarios, sin embargo, arrojará sombras sobre la renta variable.

Por último, también habrá una divergencia en los tipos de cambio: las diferentes políticas monetarias de EEUU y la eurozona serán el factor que más impacte en la ratio de conversión. En este sentido, la bolsa de valores espera una mayor posibilidad de apreciación del dólar.