Menú Buscar
Eduardo, Ana, Manu y Juan Muga durante el aniversario de Torre Muga en Barcelona

Bodegas Muga evitará que los aranceles encarezcan sus vinos en Estados Unidos

La empresa familiar se marca como objetivo reducir la dependencia de proveedores durante la celebración de los 25 años de la etiqueta Torre Muga

3 min

Bodegas Muga ha reconocido que la imposición de aranceles al vino por parte de Estados Unidos tendrá impacto en su negocio al tratarse del principal destino mundial de sus exportaciones. No obstante, desde la empresa familiar riojana han afirmado que “se notará lo mínimo en el precio que pagará el consumidor final”, para lo que han entablado conversaciones con sus importadores en el país con el fin de asumir de forma interna el nuevo gravamen de la administración Trump.

En un encuentro con la prensa en Barcelona con motivo de la la celebración del 25 aniversario del nacimiento de Torre Muga, los hermanos Muga, al frente de la bodega con sede en Haro (La Rioja), han reconocido que los aranceles del 25% que el gobierno de Donald Trump pretende imponer a ciertos alimentos europeos, entre ellos el vino, afectará a sus caldos blancos y rosados, de los que el 65% de la producción se destina a la exportación. Queda exento el tinto al tener una graduación por encima de la que marca la regulación impositiva.

Estados Unidos, primer mercado

El mercado estadounidense supone una cuota del 12% del negocio total de Muga, seguido por Barcelona y Madrid, que ocupan un 10% cada una, siendo los principales destinos de los caldos en España. Asimismo, el 55% de la exportación de tintos ya se destina al comercio exterior.

Más allá de las exportaciones, la empresa familiar se marca como objetivos de futuro “incrementar la potencia de la marca y ser más autosuficientes”, ha destacado Juan Muga. De cara a este último punto, la intención es la de “depender menos de los proveedores” hasta llegar a un 85 o 90% de producción propia. De las 350 hectáreas de viñedo con las que cuenta en la actualidad en La Rioja, el objetivo es alcanzar las 500, aunque reconocen que “no hay prisa” para eso.

Máximo de producción

La empresa cerró el último ejercicio con una facturación de entre 23 y 35 millones de euros, mientras que desde hace tres años se alcanzó el máximo de producción con 2 millones de botellas. “Por el momento no nos planteamos crecer más, preferimos mantener nuestra esencia”, ha afirmado Juan Muga.

Con respecto a los 25 años de la etiqueta Torre Muga, elaborado a partir de la variedad tempranillo y en barrica de roble, la empresa se ha congratulado del carácter “abierto” y destinado a competir en el “ámbito internacional”. La bodega ha presentado las añadas Torre Muga 2016 y Muga Reserva Selección Especial 2015, elaborado a partir de tempranillo y garnacha.