Menú Buscar
jardines castillo perelada familia suque

El Pritzker de arquitectura retrasa la nueva bodega del Grupo Suqué en Perelada

La familia propietaria de los casinos y las bodegas encargó el proyecto al estudio de arquitectos de Olot que ha recibido el máximo galardón

21.05.2017 00:00 h.
3 min

Una mediateca en Gante (Bélgica) y una bodega en Perelada (Girona) para la familia Suqué son los proyectos constructivos en marcha de los tres genios, Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramón Vilalta, que han pasado de Olot a ser mundialmente reconocidos por el mayor galardón en la arquitectura, el equivalente al premio Nobel de su profesión. Su estudio RCR esta colapsado de llamadas, peticiones, invitaciones y solicitudes de diversos proyectos a las pocas horas de recoger el premio de forma oficial en Japón. La ceremonia de entrega de premios estará presidida por los emperadores del país nipón.

Vilalta Pigem Aranda

Ramon Vilalta, Carme Pigem y Rafael Alcántara, socios de RCR Arquitectes, en 2009.

Los Suqué apostaron por los arquitectos gerundenses en su ambición de seguir el modelo de Marqués de Riscal con el gran arquitecto Frank Gehry pero una década más tarde. En plena fase de planificación del proyecto, el estudio RCR logra el Pritzker. Fuentes cercanas a la bodega creen que es una excelente noticia que confirma la visión de los dirigentes de la familia empresarial catalana, pero temen retraso. Las mismas fuentes confirman que el acto de colocación de la primera piedra previsto para este próximo junio puede retrasarse un mes o incluso hasta después de verano, y no se sabe a ciencia cierta qué pasara con los plazos previstos.

Inversión millonaria

Con una inversión millonaria, la bodega de nueva planta ocupará unos solares en la misma puerta del Castillo a la entrada de la población ampurdanesa y será una obra muy integrada en el paisaje --como sello de todas las obras de RCR-- que desarrollará una gran superficie subterránea para la elaboración y la maduración de los vinos y los cavas de las marcas Perelada, Castillo de Perelada, Gran Claustro, Ex Ex, 3 Fincas, 5 Fincas, Cigonyes y Finca Garbet, entre otras. Algunas fuentes de la oposición en el consistorio consideran el proyecto demasiado ambicioso para el pueblo y alertan de la masificación de turistas durante todo el día, y no solo por la tarde y la noche como sucede ahora con el casino, propiedad de la misma familia Suqué. 

El castillo de Peralada, de la mano de sus propietarios Arturo Suqué y Carmen Mateu, fue convertido en casino de juego en 1979. La familia Suqué recibió la concesión de todos los casinos de Cataluña, de la administración Pujol. Más tarde, un grupo empresarial liderado por Juan Lao (exCirsa) ganó el concurso para levantar el casino de Lloret en pleno gobierno tripartito. Los Suque siempre han mantenido una relación de máxima proximidad con la familia Pujol.