Menú Buscar
Uno de los edificios de alquiler de Testa Residencial, la inmobiliaria cuyo 50% está ahora en manos de Blackstone / TESTA

Blackstone paga 948M por el 50% de Testa Residencial

Merlin Properties, Banco Santander y BBVA rentabilizan la inversión realizada en 2015 en el grupo residencial

17.09.2018 11:03 h.
3 min

Blackstone redobla su apuesta por el inmobiliario español. La firma de inversión ha desembolsado 948 millones de euros para hacerse con el 50% de Testa Residencial en una operación que ha sido anunciada este lunes. Implica la salida de la firma especializada en alquiler residencial de Merlin Properties, Banco Santander y BBVA.

La adquisición se ha vehiculado a través de Tropic Real Estate Holding, una de las firmas del grupo inversor especializada en ladrillo. Tras la venta, Testa Residencial alcanza una valoración de mercado de 1.895 millones de euros.

Crecimiento de Testa

Las tres firmas que han vendido capitalizan de esta forma una relación con Testa que se remonta en julio de 2015. Entraron en la actual sociedad cotizada de inversión inmobiliaria (socimi) tras la adquisición de la cartera residencial de Sacyr.

Ese fue el primer paso para transformar Testa en la socimi actual. Empezó con la comercialización de 1.519 viviendas de alquiler (177 millones de valoración), a las que se unió posteriormente una cartera de 4.706 unidades procedentes de Metrovacesa. Acciona acabó de redondear la cifra de activos de la compañía. Aportó otros 1.058 inmuebles que formaban parte de la multinacional presidida por los Entrecanales.

Salida a bolsa frustrada

La hoja de ruta que había trazado Ignacio Moreno implicaba la salida a bolsa. Se había avanzado en la OPV, aunque en mayo se tiró la toalla. La cúpula de Testa alegó que la inestabilidad política mermaba las condiciones de mercado ideales para la operación.

Rebajaron la ambición de su plan y tocaron finalmente la campana en el MAB en julio, hecho que les ha permitido mantener su condición de socimi.

Merlin reduce deuda

Merlin Properties ha emitido un comunicado en el que anuncia la operación y remarca los 321,2 millones de euros que ha ingresado con la operación. Señala, asimismo, que Testa es la actual líder del mercado residencial de alquiler en el país y que su cartera total de inmuebles asciende a las 10.615 unidades, la mayor parte viviendas libres. Genera unas rentas brutas anuales de 85 millones y la tasa de ocupación asciende al 91,4%, una de las más altas del mercado.

El gigante dirigido por Ismael Clemente destinará los fondos obtenidos con esta operación para reducir su deuda. Cumple de este modo con los preceptos del plan de negocio del grupo.