Menú Buscar
Un casino de Cirsa

Blackstone ya manda en Cirsa: fija en Madrid la sede del negocio internacional

La decisión forma parte de la reorganización interna y no tiene relación alguna con el 'procés'

28.07.2018 00:00 h.
2 min

El fondo de inversión estadounidense Blackstone, dueño del grupo de ocio y juego Cirsa desde el pasado mes de abril, empieza a adoptar medidas en el conglomerado catalán. Una de sus primeras providencias ha consistido en mover la sede social de Cirsa International Business Corporation a Madrid.

Esta holding concentra las compañías que el grupo tiene en el extranjero, sobre todo en Iberoamérica. Su sede societaria estaba en el cuartel general de Terrassa. Ahora se ha ubicado en la calle Fermina Sevillano número 5 de Madrid.

Trescientas empresas

En Cirsa desvinculan el movimiento del proceso separatista: “Es una decisión que ha tomado el equipo jurídico del grupo. Entienden que es mejor para nuestra operativa que el negocio internacional tenga la sede en Madrid. Grupo Cirsa nació en Terrassa y aquí nos vamos a quedar. Si hubiésemos querido marcharnos, lo habríamos hecho en octubre”.

Cirsa es un conglomerado de vastas dimensiones, integrado por casi 300 empresas. De ahí que se haya estructurado en dos sociedades de cartera o holdings.

El negocio internacional se agrupa en la citada Cirsa International Business Corporation. Las filiales que actúan en España se apiñan en torno de Cirsa Gaming Corporation.

16.000 empleados

La familia Lao, fundadora de Cirsa, ha vendido todo el grupo salvo las actividades de Argentina, así como los negocios inmobiliarios, hoteleros y hosteleros. Estas ramas de actividad, que implican a varias sociedades, se guarecen bajo el paraguas de Cirsa International Gaming Corporation.

Las últimas cuentas de todo el grupo antes de la venta arrojan unos ingresos consolidados 2.054 millones de euros y un beneficio neto de 27,1 millones, con un flujo de caja de 230 millones. Los activos se elevan a 1.800 millones y la plantilla, a 16.000 personas.