Menú Buscar
Oficinas de Blackstone, el fondo estadounidense que prepara la primera gran venta de sus activos residenciales en España / EFE

Blackstone pide 1.600 millones a los bancos

El gigante inmobiliario sondea a los mercados para financiar sus filiales españolas Testa e Hispania y convertirlas en sociedades rentables

12.10.2018 07:44 h.
4 min

Blackstone sondea el mercado bancario para lograr un préstamo de 1.600 millones para financiar Testa e Hispania, dos de sus sociedades inmobiliarias. El banco estadounidense de inversión se ha puesto en contacto con Banco Santander y entidades financieras francesas para lograr un crédito para los dos grupos.

Según informa Expansión, el gigante del ladrillo en España busca cerrar la operación antes de acabar 2018. Para ello y tras conversaciones iniciales, dará más detalles de la operación en las próximas semanas y la abrirá a más entidades para incrementar la posibilidad de cerrarla con éxito. El préstamo no financiará la sociedad conjunta que tienen el fondo de inversión y Santander para agrupar los activos inmobiliarios de esta última compañía, ya que Blackstone logró un préstamo sindicato de 7.300 millones de euros en marzo para este vehículo, del cual controla el 51% del capital.

Tercera 'pata' de Blackstone en España

La operación en marcha serviría para nutrir a las dos otras patas del fondo que se ha convertido en uno de los principales actores del mercado inmobiliario en España. Cabe recordar que Blackstone cerró la adquisición de Hispania en junio mediante una oferta pública de adquisición (OPA). Con este movimiento societario, el fondo con sede en Nueva York (Estados Unidos) se convirtió en el principal propietario hotelero en el país, sumando 46 activos y 13.000 habitaciones más. A la vuelta del estío, en septiembre, el grupo se hizo con la inmobiliaria Testa Residencial. La operación culminó esta semana con la compra del 20% de la sociedad a Acciona, hasta la fecha accionista de referencia de la firma.

La primera compra supuso un desembolso de más cerca de 1.660 millones de euros para la enseña de private equity, mientras que la segunda le costó unos 1.326 millones de euros. El mercado avisa de que Blackstone culminó ambos movimientos sin apalancarse.

Donde sí pedirá ayuda ahora el también dueño de Cirsa es con las dos sociedades que cazó en junio y septiembre. Busca apalancarlas para incrementar su rentabilidad. El préstamo lo pedirá el fondo de forma conjunta, de manera que lo estructurará por la distinta configuración de las sociedades.

Hoteles, alquileres y oficinas

Cabe recordar que Blackstone se ha convertido en apenas cinco años en uno de los principales actores del sector inmobiliario en España. La cartera hotelera total del grupo, contabilizados los activos de Hispania y HI Partners, totaliza 70 hoteles y más de 18.000 habitaciones. En el terreno del residencial, el fondo es el principal propietario de pisos de alquiler del país mediante el control de los grupos Fidere, Albirana, Torbel Investment, Corona Patrimonial y el citado 70% de Testa Residencial, posición que adquirió recientemente.

En el capítulo de oficinas y activos logísticos, el banco de inversión fundado por Peter G. Peterson y Stephen A. Schwarzman en 1985 controla el 100% de Anticipa Real Estate y es el dueño junto a Banco Santander de Aliseda inmobiliaria. Asimismo, Blackstone adquirió al banco de Ana Patricia Botín el 51% del negocio inmobiliario de Banco Popular, con un valor sobre el papel de 10.300 millones de euros. La sociedad conjunta resultante se ha bautizado como Project Quasar Investment, un vehículo que incluye a Aliseda.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información