Menú Buscar
Sede de Blackrock en EEUU / CG

BlackRock agarrota a la banca con 760 millones prestados a los fondos bajistas

A pesar de caídas bursátiles de entre el 5% y el 33%, la gestora estadounidense mantiene posiciones valoradas en 5.700 millones en Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell y Bankinter

5 min

BlackRock, la mayor gestora de fondos de inversión del mundo, es el principal accionista de los grandes bancos españoles, y no tiene la intención de dejar de serlo. Es lo que se conoce como un inversor fiel, con mínimos movimientos de compraventa de acciones de las entidades, que espera paciente el cobro de los millonarios dividendos.

Pero, de vez en cuando, no se resiste a la tentación de obtener unos rendimientos extraordinarios con el préstamo de parte de estas acciones a los inversores que apuestan a la baja. No tiene nada que perder. Solo ganar. Los únicos que arriesgan en el envite son los fondos a los que BlackRock cede los títulos.

Bajón puntual de los títulos, compensado con creces

Algunos acusan a esta gestora y a otros grandes inversores institucionales de tirar piedras contra su propio tejado, pero, a la vista de la recurrencia con la que suelen echar mano de estas operativas, está claro que el bajón puntual de los títulos queda ampliamente compensado con lo que obtienen a través de estos préstamos temporales de las acciones.

Y, en estos momentos, con las recientes previsiones emitidas sobre las perspectivas de los mercados y de las principales economías del mundo de cara al próximo año, ha entendido la macrogestora dirigida por Larry Fink y que, en España, está al cargo de Aitor Jauregui, que es un buen momento para el préstamo de títulos de los bancos españoles.

760 millones cedidos para que bajen las acciones

Así, hasta 760 millones de euros tienen los inversores bajistas en acciones de Santander, Caixabank y Sabadell, apostados a que, en un periodo determinado, bajarán. La mayoría en el banco presidido por Ana Botín.

Una circunstancia que, de cara al cierre del ejercicio, no va a ayudar a mejorar el balance bursátil de estas entidades. De momento, hasta el viernes, el Santander acumula pérdidas anuales de 23%, a 33% ascienden las de Sabadell y se quedan en el 9% las de Caixabank.

Apuesta para que el Santander pierda los 4 euros

En el caso del Santander, el préstamo reciente de acciones a inversores bajistas por parte de BlackRock ha sido más que relevante. Entre los títulos realmente cedidos y los destinados a cubrir estas operaciones, la macrogestora estadounidense ha incrementado un 165% las acciones a préstamo del banco presidido por Botín, hasta casi 177 millones, equivalentes al 1,088% del capital del banco, y que tienen un valor de 706 millones de euros. Se busca que las acciones caigan por debajo de 4 euros

Al margen de este movimiento, BlackRock mantiene en su cartera otro paquete de 730 millones de acciones, el 4,5% del capital del Santander, que le acredita como principal accionista y que cotiza actualmente por un valor de 2.920 millones de euros. Sumando las cedidas a los bajistas, su 5,58% capitaliza por 3.600 millones.

Más piedras en la rueda del Sabadell

Con estos contratos suscritos con los inversores bajistas, BlackRock tampoco va a favorecer que el Banco Sabadell, presidido por Josep Oliu, recupere ese 33% de retroceso que acumula su cotización a dos semanas de que acabe el ejercicio.

El pasado 3 de diciembre quedaba registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que la gestora había incrementado un 60% las acciones destinadas a ser prestadas a inversores bajistas. Y también lo hacía un mes antes, aunque de manera muy tenue, en Caixabank.

Distinta estrategia en BBVA y Bankinter

La estrategia de ceder activos para la toma de posiciones cortas no la ha tenido en consideración BlackRock ni en BBVA ni en Bankinter, dos entidades en las que no mueve ficha desde hace más de un año.

En el caso del banco presidido hasta final de año por Francisco González, cuando sea reemplazado por Carlos Torre–Vila, la gestora estadounidense ha mantenido el tipo en BBVA incluso en los peores momentos vividos el pasado verano durante la crisis de Turquía, que puso en jaque la cotización del banco por el riesgo potencial que comportaba sobre su filial Garanti.

A pesar del notable retroceso que los bancos han registrado este año en Bolsa, el valor de mercado de las acciones que BlackRock atesora en los grandes bancos españoles --en todos, menos en la parcialmente nacionalizada Bankia-- sigue siendo muy alto. En números redondos, 5.700 millones de euros.