Menú Buscar
Vista de uno de los apartamentos de alto nivel de 'The Onsider' en Barcelona / CG

Black Fountain compra un segundo edificio en Barcelona y otea Madrid

El fondo tras The Onsider, los apartamentos lujosos de larga estancia, completará su segunda unidad en España en 2020 y prepara su expansión

3 min

Black Fountain Capital compra un segundo edificio en Barcelona y otea a Madrid. El fondo que apoya a The Onsider, la marca de alojamiento premium de larga estancia, completará su segunda unidad en España en 2020.

Un portavoz del vehículo de inversión en España ha explicado a este medio que el segundo inmueble de la enseña en la Ciudad Condal --situado esta vez en el centro histórico-- será muy similar al primero, que presume de 12 cuidados apartamentos con  todos los servicios.

El primer bloque long stay de The Onsider en Barcelona, estrenado en 2015, cerró el pasado ejercicio con un 80% de ocupación, una cifra superior a las expectativas de los inversores. 

Éxito

Parte de ese éxito lo achaca Black Fountain a haber trabajado un segmento de mercado "hasta ahora desatendido". Se trata de "clientes mayoritariamente internacionales (90%), directivos de empresas, familias e incluso personas divorciadas que necesitan un hogar temporal con todos los servicios".

La propuesta de negocio está orientada al segmento de alto nivel, con rentas a partir de los 6.000 euros al mes en la primera unidad de la compañía, ubicada en la calle Aribau.

Expansión

Con estos mimbres, el fondo ha movilizado capital para comprar y reformar un segundo bloque de apartamentos en Barcelona. "La demanda crecerá", ha apuntado la misma fuente.

Habrá más. El vehículo de inversión sopesa entrar en otras capitales europeas, empezando por Madrid. "También miramos a ciudades comunitarias del segundo círculo, como Milán, La Haya o Berlín", avanzan. 

Valorización

Black Fountain subraya que su propuesta de negocio se centra en "poner en valor inmuebles antiguos con una reforma y una conservación" para, después, atraer a visitantes de alto nivel a las ciudades para temporadas largas. Se desmarca del alquiler turístico --"no tenemos nada que ver"-- y recuerdan que en todos los casos sus contratos son de más de un mes.

Sostiene que fenómenos como el Brexit o la crisis política catalana no afectarán al principal negocio del fondo, ya que creen que la movilidad internacional de directivos "sólo irá a más". Antes al contrario, Black Fountain hace hincapié en que fenómenos como la salida del Reino Unido de la UE sólo aumentará la demanda por su producto, una propuesta "que no estaba cubierta en España".