Menú Buscar
Representación física de un bitcoin / PIXABAY

El bitcoin pierde un 80% de su valor en un año

En diciembre de 2017 superó los 16.000 euros en el mercado de las criptomonedas, mientras que ahora se encuentra en caída libre

26.12.2018 13:30 h.
3 min

Las criptomonedas son uno de los temas de interés de los últimos años, con miles de personas hablando y certificando la gran inversión que fue para ellos. En dos años, el bitcoin pasó de valer poco más de 300 euros a alcanzar su pico en diciembre de 2017 con un valor de 16.720 euros. Un año más tarde, esta divisa está en caída libre y ya han bajado de los 3.000 euros. ¿Qué ha ocurrido con el bitcoin y el resto de las criptomedas?

Para entender el mercado del bitcoin y qué hizo que fuese tan importante, primero es importante explicar los motivos que llevaron a la gente a querer tener estas criptomonedas. Son una combinación de activos digitales que contienen grandes cantidades de poder de computación y una red de servidores donde se registran y almacenan datos que son compartidos.

¿Qué diferencia a las criptomonedas del dinero real?

La diferencia principal entre las criptomonedas y el dinero tradicional es que las primeras están descentralizadas, lo que viene a decir que no son emitidas o creadas por un banco central. Esto implica que este tipo de monedas no son controladas por reguladores externos como en el caso del dinero físico. El bitcoin, al igual que otras criptomonedas, ha funcionado como cartera de inversión con un alto nivel de riesgo. Es decir, los primeros inversores han recibido una rentabilidad muy alta, mientras que aquellos que han optado por subirse al barco durante su crecimiento han favorecido que se produzca un aumento en la especulación. Sin embargo, la especulación tiene un límite, tal y como ha ocurrido con otras burbujas de inversión, más todavía si se le añade el problema de invertir en algo intangible.

Representación física de un bitcóin / PIXABAY

Representación física de un bitcóin / PIXABAY

Esto no quiere decir que el bitcoin vaya a desaparecer, pues su utilidad es real y se ha conseguido consolidar dentro de muchos mercados. Sin embargo, lo que no es real es el precio que se marcó hace un año. Los inversores iniciales que lo compraron por debajo de los 1.000 euros todavía pueden triplicar su inversión, mientras que aquellos que lo compraron en su punto más alto es difícil que recuperen el dinero.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información