Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Bitcoin, en una imagen de archivo / EP

El Bitcoin se desploma en bolsa ante el fin del "dinero gratis"

La criptomoneda más popular acusa el cambio de política monetaria de la Reserva Federal y suma otro veto para operar en Rusia

3 min

El Bitcoin se ha dejado en una sola jornada cerca del 8% de su valor en bolsa, hasta situarse por debajo de los 40.000 dólares. El súbito desplome de la criptodivisa más popular ha arrastrado a otros competidores como Ethereum, que han bajado casi un 9 %, hasta los 2.857 dólares.

El desencadenante de este viernes negro para las criptomonedas es el compromiso de la Reserval Federal con la subida de tipos de interés. La política conservadora del banco central de Estados Unidos había convertido Bitcoin en un valor refugio frente al escaso margen de beneficio de las divisas convencionales.

Mal rendimiento del Nasdaq

Pero el anuncio de que durante este curso se efectuarán tres o cuatro subidas de tipos para combatir la tendencia inflacionaria de la economía, sumado al mal rendimiento de los valores tecnológicos del Nasdaq, ha provocado un derrumbe de la valoración del Bitcoin.

Los analistas han afirmado que las previsiones de nuevos abonados presentadas por Netflix han desincentivado a los inversores. Pese a que la plataforma de vídeo en streaming ha declarado un beneficio neto de 4.512 millones de euros (5.116,2 millones de dólares) en 2021, lo que representa una mejora del 85,2%, para el próximo año ha aventurado un crecimiento de 2,5 millones de usuarios. Esta cifra queda muy por detrás de los 8,29 millones que ganó en el último cuatrimestre de 2021.

Veto en Rusia

Por otro lado, el mercado de criptomonedas también se ha llevado otro varapalo en las últimas horas. Rusia ha prohibido la circulación de estos activos criptográficos en su territoria, así como cualquier actividad de minería. Este veto se suma a los de China en septiembre del año pasado y al de Irán en mayo de 2021.

En lo que va de año, Bitcoin ya se ha desinflado cerca de un 45% desde que marcó su récord histórico el pasado 10 de noviembre, cuando casi alcanzó los 70.000 dólares. En los primeros compases de 2022, la criptomoneda ya ha bajado un 17%.