Menú Buscar
Daniel Servitje (izquierda), director general del Grupo Bimbo, y Fabrice Ducceschi, (derecha), director ejecutivo de Adam Foods.

Los Ventura compran a Bimbo los restos de Panrico en la Península

La operación sólo concluirá si el Tribunal Supremo da el visto bueno al ERE aprobado en 2013 y únicamente afectará al negocio de pan envasado

4 min

Javier Ventura, expresidente de Nutrexpa, tiene la intención de expandir su nueva marca, Adam Foods, con la adquisición del negocio de pan envasado de Panrico. Este lunes ha anunciado que ha llegado a un principio de acuerdo con la familia Servitje, dueña de Bimbo, para firmar de forma definitiva la operación en la segunda mitad del año.

No se ha hecho público el precio final de la operación, ya que aún no se sabe si se podrá ejecutar. Está condicionada a que el Tribunal Supremo dé el visto bueno al expediente de regulación de empleo (ERE) que el antiguo propietario de Panrico, el fondo Oaktree, aprobó en 2013 para reestructurar el grupo antes de venderlo a su competidor directo.

Pugna judicial

La reducción laboral implicaba el despido de 745 trabajadores de forma escalonada. De todos ellos, 79 debían salir de la compañía en 2015 y otros 79 a lo largo de 2016, el último año en el que tenía afectación. La Audiencia Nacional ya declaró injustificados 155 amortizaciones de puestos de trabajo porque consideró que no se ajustaban a derecho tras la denuncia de los trabajadores de la factoría de Santa Perpétua de Mogoda (Barcelona), que se dedican a la fabricación básicamente de bollería. La empresa presentó un recurso de casación ante el máximo tribunal del Estado, que aún no ha resuelto.

De hecho, la compra de Panrico por parte de Bimbo ya estaba sujeta a la autorización jurídica de los despidos. Si el Supremo los tumba, la adquisición firmada en verano de 2015 cuelga de un hilo igual que la venta posterior a los Ventura. Cambiarán como mínimo los términos económicos al incluir la factura laboral.

Negocios de los Ferrer

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) también está pendiente de autorizar a los herederos del negocio de galletas, paté, miel y caldos de la antigua Nutrexpa a incluir en su negocio todo el pan envasado de la marca Panrico, incluido el de molde, e incorporar dos factorías: una en Teror (Canarias) y otra en la localidad de Gulpilhares, en el norte de Portugal. Sería la segunda fábrica de los Ventura en el país vecino, ya que también producen galletas en el territorio.

Adam Foods nació en enero de 2015 cuando las dos familias de Nutrexpa, los Ventura y los Ferrero, se dividieron los activos para operar por separado.

Beneficios para Bimbo

Bimbo conseguirá un doble objetivo con la venta a Adam Foods, evitará los problemas de competencia, ya que su negocio en el sector del pan industrial era casi un monopolio en el territorio, y conseguirá efectivo para la filal. El déficit del grupo en España se situó en 2,4 millones de euros al cierre de 2015 y el fondo de maniobra está en negativo, con unos números rojos de 24,1 millones.

Por ahora, la multinacional ha compensado las pérdidas en España con fondos globales del grupo de alimentación, pero tiene como objetivo conseguir la rentabilidad de la firma cuanto antes mejor.

La adquisición, por eso, está en manos del Tribunal Supremo.