Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Algunos de los productos ahumados Benfumat

Benfumat se levanta con la mirada puesta en el exterior

La firma de ahumados del grupo Semon ha conseguido salvarse, aunque en la crisis perdió un 40% de facturación

2 min

Benfumat, la conocida marca catalana de pescados ahumados, trata de sobrevivir al hundimiento del grupo Semon del que formaba parte y al que servía en exclusividad este tipo de productos.

La nueva etapa de la firma de Sant Feliu de Llobregat se inicia bajo la dirección de Maria Sostres Tarrida, nieta de la fundadora y propietaria de la compañía. Benfumat quedó al margen de la quiebra del grupo y pudo atender a la producción y a sus pagoscon su plantilla habitual.

Pese a que el contagio de Semon, les obligó a pagar al contado ante la desconfianza de los proveedores. “Nunca hicimos un impago y desde hace un año hemos recuperado la normalidad”, explica Maria Sostres a Expansión.

Nuevos formatos

Pese al impacto de la crisis --perdió un 40% de su facturación--, el plan de negocio se enfocó hacia el mercado exterior, donde ahora coloca el 4% de su producción, gracias a la elaboración de una nueva gama de productos y formatos distintos a los habituales entre los grandes del sector.

Benfumat, con una plantilla de 35 trabajadores y una producción de más de 185.000 kilos en 2016, ha logrado mantener en estos años un buen posicionamiento en el mercado, donde compite en el segmento más alto con firmas como Carpier y Ahumados Domínguez. Los restaurantes y las empresas de catering de alta gama generan el 60% de sus ingresos y el 40% restante procede de tiendas especializadas y, principalmente, de El Club del Gourmet de El Corte Inglés.