Menú Buscar
Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE) en la rueda de prensa tras las medidas por el coronavirus / EP

El BCE destinará 120.000 M. más a comprar deuda pero mantiene los tipos

Los mercados muestran su desencanto con las medidas con desplomes aun mayores a los registrados a primera hora

3 min

El Banco Central Europeo ha decidido incrementar su programa de compra de activos hasta 120.000 millones de euros, en el marco de una serie de medidas para afrontar la crisis provocada por la extensión del coronavirus. Sin embargo, el consejo de gobierno del organismo emisor mantendrá mantendrá los tipos de interés de la zona euro próximos al 0%, lo que ha provocado un notable desencanto entre los inversores, que esperaban medidas algo más ambiciosas.

Así, las bolsas europeas reaccionaron a la medida del BCE con mayores descensos de los que ya acumulaban a primera hora de la mañana. De hecho, los descensos del Ibex 35 se aproximaban al 8% apenas unos minutos después de que la entidad que preside Christine Lagarde emitiera un comunicado con el resultado de la deliberación del consejo de gobierno.

El BCE ampliará hasta finales de año el programa de compra de activos y pondrá en marcha de forma inmediata líneas de liquidez para asegurar la estabilidad del sistema, aunque la propia entidad asegura en su nota que, en la actualidad, no se detectan señales materiales de tensiones de liquidez en el sistema financiero.

Subastas de liquidez más atractivas

La inyección de liquidez inmediata tiene como objetivo dotar al sistema de un soporte efectivo para utilizar en caso de necesidad.

Otra de las medidas aprobadas por el emisor es una modificación en las condiciones de las subastas de liquidez, con vistas a dar apoyo a las pymes, uno de los ámbitos más afectados por la crisis del coronavirus. Estas subastas, condicionas a la concesión de créditos, tienen tipos de interés más favorables hasta el punto de que las entidades financieras que presten con este sistema podrán recibir una prima del 0,75%.

Llamamiento a los gobiernos

Tras comunicar las decisiones de la entidad emisora, Lagarde volvió a hacer un llamamiento a los gobiernos europeos para que tomen medidas coordinadas con el fin de afrontar la crisis generada por el coronavirus. El BCE habla de una economía en estado de shock, aunque sea de forma temporal.

El BCE también flexibilizará de forma temporal los requisitos de capital de las entidades financieras, eso sí, condicionado a que utilicen esa posibilidad de operar por debajo de estas exigencias para conceder más crédito y, en ningún caso, para elevar las retribuciones a sus accionistas.