Menú Buscar
Carlos Torres Vila, a la izquierda, y Onur Genç, presidente y consejero delegado de BBVA

BBVA gana 1.164M€, un 9,8% menos, por un 45% más de provisiones

El deterioro de activos en Estados Unidos y Turquía obliga a aportar 144 millones de euros

29.04.2019 18:13 h.
5 min

BBVA ha cerrado el primer trimestre de 2019 con unos beneficios de 1.164 millones de euros, un 9,8% inferiores a los registrados un año antes. En esta ocasión, la causa de esta menor ganancia proviene de las provisiones que se han tenido que aportar en Estados Unidos y Turquía, así como las acometidas por el deterioro del entorno macroeconómico en la mayor parte de las geografías.

“Hemos empezado el año con unas dinámicas positivas. El margen neto crece por encima del 10%, gracias a la fuerte generación de ingresos recurrentes y a una importante mejora en la eficiencia. Además, seguimos obteniendo beneficios de nuestra transformación digital, tanto en crecimiento como en vinculación de clientes”, señaló Onur Genç, consejero delegado de BBVA.

Entrando en la cuenta de resultados, el margen de intereses avanzó un 5,8% en este primer trimestre, con respecto al mismo periodo del año anterior, hasta 4.420 millones de euros.

Comisiones planas

Por su parte, las comisiones se mantuvieron prácticamente planas en términos interanuales, aunque se incrementaron un 2,6% sin tener en cuenta la variación de los tipos de cambio. Ambas líneas juntas, consideradas los ingresos recurrentes del negocio bancario, crecieron un 8,% interanual, si se excluye la variación de las divisas.

Los resultados por operaciones financieras (ROF) aumentaron un 8,7%. De esta forma, el margen bruto se situó un 3,3% por encima del mismo periodo del año anterior, un avance que en términos constantes fue del 7,0%, hasta alcanzar 6.069 millones de euros.

Control de costes

En cuanto a la evolución de los gastos de explotación, un trimestre más se refleja la disciplina de costes en todas las geografías. Esta línea aumentó un 0,7%, un crecimiento muy por debajo de los ingresos recurrentes y de la inflación media del grupo.

La positiva evolución de la parte alta de la cuenta de resultados, junto con el foco constante en la reducción de costes, llevó a un crecimiento de doble dígito del margen neto (+10,2% a tipos de cambio constantes, hasta 3.147 millones de euros) y a una mejora del ratio 29. 04. 2019 de eficiencia, hasta el 48,1% (118 puntos básicos menos que en 2018), muy inferior a la media de los bancos europeos comparables (65,4%).

Rentabilidad

En términos de creación de valor para el accionista, los ratios ROE y ROTE volvieron a situarse en niveles muy favorables (9,9% y 11,9% en el trimestre, respectivamente), manteniendo a BBVA a la cabeza de la industria financiera europea en rentabilidad.

Además, el valor contable tangible por acción -el indicador que representa el valor contable de una empresa, por cada título en poder del accionista- más dividendos cobrados con cargo a los resultados del 2018, sumaron 6,20 euros por acción, lo que supone un crecimiento interanual del 11%. Las métricas de calidad crediticia se mantuvieron estables. La tasa de mora seguía en marzo en los mismos niveles de diciembre (3,9%) y la tasa de cobertura mejoraba hasta un 74%, desde el 73% de tres meses antes.

El coste del riesgo se situó en el 1,06, con un incremento respecto al primer trimestre de 2018, que fue especialmente bajo por la liberación de provisiones y un entorno macroeconómico más favorable.

Hacia el objetivo de capital

La ratio de capital CET 1 ‘fully-loaded’ mostró una gran resistencia. Una vez absorbido todo el impacto de la norma NIIF 16, que entró en vigor a comienzos de año, el ratio CET 1 ‘fully-loaded’ se situó en el 11,35% en marzo. El banco se acerca a su objetivo de situar esta ratio en un rango de entre el 11,5% y el 12%.

Además, mantiene su política de remuneración al accionista, con un ‘pay-out’ en efectivo de entre el 35% y el 40%.

Por su parte, la ratio de apalancamiento volvió a ubicarse en primera posición de la banca europea comparable, con el 6,4%. En cuanto al balance y la actividad, los préstamos a la clientela crecieron un 3,0% en euros corrientes en los últimos 12 meses, hasta los 393.321 millones de euros. Los depósitos también evolucionaron positivamente, con un avance del 5,1%, hasta los 378.527 millones de euros.