Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Edificio principal de la sede del BBVA en Madrid / EP

BBVA recorta en más de medio punto la previsión de crecimiento del Govern

El banco alerta de un impacto económico de la guerra mayor del esperado, aunque avanza una buena evolución con respecto al empleo

4 min

El BBVA ha lanzado una previsión de crecimiento del producto interior bruto (PIB) 0,7 puntos inferior a la anunciada el mes pasado por el Govern para este año en Cataluña. Según los análisis del banco, la economía catalana crecerá a un ritmo del 4,2% en 2022 y del 3,5% el próximo año.

José Ballester, director de BBVA Catalunya, ha adelantado hoy "un crecimiento muy importante" en la región, "pero menor que los anteriores". Como principal culpable, ha apuntado a la invasión rusa de Ucrania y su impacto económico, mayor del esperado: "Desafortunadamente, las consecuencias de esta guerra van mucho más allá".

Detecta una desaceleración

La entidad financiera también ha detectado una desaceleración económica generalizada en el conjunto de España. Miguel Cardoso, economista jefe de BBVA Research en España, ha advertido que en Cataluña "los efectos pueden ser mayores" en cuanto al riesgo que supone el encarecimiento del combustible, ya que es una región industrial.

El banco ha avisado de que estos riesgos se agravarán si los trabajadores reclaman subidas salariales de más del 3% a raíz de la inflación o si las empresas repercuten totalmente la escalada de costes en los precios finales de sus productos. Sin embargo, ha destacado el "impacto positivo" que tendrán los fondos europeos Next Generation sobre la inversión pública, así como la recuperación de las exportaciones y los ahorros acumulados por las familias durante la pandemia.

Miguel Cardoso y José Ballester en la presentaición del 'Informe Catalunya' de BBVA / VR - CG
Miguel Cardoso y José Ballester en la presentaición del 'Informe Catalunya' de BBVA / VR - CG

El paro va a mínimos

Las previsiones de BBVA apuntan a una reducción del paro en Cataluña a su nivel más bajo desde 2007, el 8,5%, con una creación de 140.000 puestos de trabajo en dos años, después de que el empleo ya haya sobrepasado los niveles prepandemia. Cardoso ha descrito "crecimientos" tanto en ocupación como en horas trabajadas y ha valorado positivamente el impacto de la reforma laboral por atajar la temporalidad, aunque se ha mostrado preocupado por la evolución del PIB, que no se ha recuperado al mismo ritmo que el empleo.

Sí han retrocedido las horas trabajadas en la industria, donde continúan faltando insumos. De hecho, la actual recuperación "está basada en el sector servicios", ya que la industria o el sector de la agroalimentación sufren un incremento de costes, como la comida para ganado.

'Boom' inmobiliario

Cardoso ha indicado que la evolución de la compraventa de viviendas y de la construcción será favorable a pesar del encarecimiento de las hipotecas, ya que los tipos seguirán siendo "históricamente bajos" y su subidatendrá un impacto menor debido al mayor grado de ahorros y menor endeudamiento. Asimismo, el banco cree que la elevada inflación llevará a "buscar alternativas de ahorro como los fondos de inversión o los activos inmobiliarios", en un contexto en el que perdurará la falta de oferta inmobiliaria.

Respecto al turismo, el analista ha llamado a los empresarios del sector a apostar por un modelo "de más valor añadido" y no masificado, ya que ello también elevará su rentabilidad. No obstante, ha señalado que el turismo de playa se está recuperando más rápido que el de negocios y congresos.