Menú Buscar
La Operación Chamartín o Madrid Nuevo Norte, con sus tres puentes, túnel, pasarela peatonal y calles estructurantes / EUROPA PRESS

BBVA negocia traspasar su 75% en la Operación Chamartín a Merlin

El banco cedería su participación en el proyecto a la mayor socimi de España a cambio de volver a tomar una participación en el capital de esta empresa

26.09.2019 12:13 h.
3 min

BBVA negocia traspasar a Merlin Properties la participación del 75% que tiene en Madrid Nuevo Norte, la conocida como Operación Chamartín, una de las mayores operaciones urbanísticas de Europa, según confirmaron fuentes próximas a la operación.

En virtud de la transacción, adelantada por el diario Cinco Días, el banco cedería su participación en el proyecto a la mayor socimi (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria) del país a cambio de volver a tomar una participación en el capital de esta empresa. De hecho, BBVA podría convertirse en un destacado socio de referencia de Merlin, de la que Santander es actual primer accionista con un 22% de su capital.

Aumento paulatino

Según las negociaciones mantenidas hasta ahora, la entidad que preside Carlos Torres aumentaría paulatinamente el porcentaje inicial que tomara en la socimi en función del desarrollo y consiguiente aumento de valor del proyecto, según apuntaron a Europa Press dichas fuentes.

La Operación Chamartín, que tras veinte años de desarrollo acaba de recibir el visto bueno definitivo para su puesta en marcha, está promovida por la sociedad Nuevo Desarrollo Norte. BBVA tiene el 75% de esta sociedad, y el resto del capital está en manos de la constructora San José.

6.000 millones de inversión

La redenominada Madrid Nuevo Norte lleva asociada una inversión de unos 6.000 millones de euros y supondrá actuar sobre tres millones de metros cuadrados de terreno al norte de la capital. El proyecto contempla la cobertura de las vías y la remodelación de la estación de Chamartín y la articulación de un nuevo centro de negocios anexo, además de la edificación de 10.500 viviendas, que en su mayoría se cederían a las administraciones.

La previsión es que las obras de urbanización arranquen a finales de 2020. La primera fase del complejo se prevé para 2028, si bien todo el desarrollo contempla un calendario de ejecución a 24 años.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información