Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La sede del BBVA en Madrid, en el edificio de "La Vela" / EP

BBVA levanta indignación sindical por concentrar en Cataluña el 40% de los cierres

Los representantes de los trabajadores ven “inmoral” que el banco planee dejar sin oficinas a decenas de barrios y pueblos dada su posición de liquidez y la remuneración de la dirección

3 min

BBVA ha levantado indignación sindical por concentrar en Cataluña un 31% de los despidos previstos en sus planes de expediente de regulación de empleo. Una inquietud que se traslada también a los cierres: el 38,5% de las oficinas de las que la entidad se quiere deshacer se ubican en esta comunidad.

“Es indignante, estamos muy preocupados y enfadados”, apuntan a Crónica Global fuentes del Sindicat d’Estalvi de Catalunya (SEC), el mayoritario del banco en la comunidad junto a CCOO. Los representantes tachan de “escándalo” que la dirección se plantee desprenderse del 28% de la plantilla de la red en Cataluña, una cifra que en la provincia de Tarragona alcanzará el 35%.

El banco “escupe” al territorio

Esta restructuración a gran escala implicaría un cierre masivo de oficinas: el sindicato advierte que “afectará a la sociedad” ya que “muchos pueblos y muchos barrios” se quedarán sin una delegación del banco. “Acabará como las grandes compañías de telefonía, que la gente se encontrará hablando con una máquina y todo serán problemas”, apuntan las mismas fuentes.

“Si todo se convierte a la vía digital, se pierde la autonomía financiera”, alertan. “A muchos abuelos les tienen que gestionar su dinero personas que no son ellos”. El sindicato recuerda que el BBVA ha absorbido gran parte de las cajas de ahorros del tejido territorial catalán: “Han comprado cajas, se han quedado todo el patrimonio, se lo comen y ahora nos lo escupen. Solo han mantenido un pequeño resquicio de la obra social, ni tan solo han mantenido la Pedrera”, ahora gestionada por otra fundación.

Una actitud “inmoral”

El SEC teme que la intención del banco es rebajar la actual cifra de 3.800 despidos en toda España para dejarla en 3.200 --la cifra que circulaba inicialmente-- y así lograr el beneplácito de los comités de empresa. Aunque una parte significativa de los sindicatos consideran “inaceptable” el despido colectivo teniendo en cuenta la liquidez de la entidad y que los resultados actuales son excepcionales por el Covid, aquellos que se han mostrado dispuestos a negociarlo disponen de mayoría.

Después de que el Gobierno haya manifestado que planea limitar el expediente del BBVA, la esperanza del sindicato es que des del Ejecutivo central “les paren los pies”. A todo ello se añade el malestar con la remuneración del equipo directivo: “Cobran salarios y retribuciones variables que son inmorales, y sin ningún mérito”, reprochan.