Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente del BBVA, Carlos Torres (izq.), y el consejero delegado, Onur Genç / EP

BBVA justifica con la rentabilidad de Garanti el riesgo de apostar por Turquía

La entidad asume las dificultades del entorno macroeconómico del país, que asegura conocer perfectamente ante las insistentes preguntas de los analistas

4 min

​El presidente del BBVA, Carlos Torres, y el consejero delegado, Onur Genç, han defendido el lanzamiento de una opa por la mitad que no controlan de Garanti, su filial en Turquía, al poner en valor la elevada rentabilidad del banco otomano pese al efecto negativo que puede tener el incremento de la exposición a un mercado caracterizado por su inestabilidad.

De hecho, ese ha sido precisamente el asunto que ha centrado la conferencia mantenida en la mañana de este lunes por los dos primeros ejecutivos del banco con los analistas acerca de la operación, que se concretará en los próximos días tras los pertinentes permisos de las autoridades locales.

Entre 1.200 y 1.300 millones anuales

Torres ha recordado que Garanti ha aportado entre 1.200 y 1.300 millones de euros anuales en los últimos seis ejercicios a las cuentas del BBVA. “Los retornos son muy positivos, es el momento adecuado para lanzar la operación”, ha apuntado.

El presidente de la financiera con sede en Bilbao ha asegurado que en la entidad conocen bien el complicado escenario macroeconómico que se da en Turquía y sus habituales repercusiones en la divisa local, la lira turca --“que ya hemos sufrido en nuestras carnes”--. No obstante, Torres ha insistido en que el rendimiento de Garanti lo compensa.

Sin cambiar el perfil de riesgo

“Conocemos a la perfección el activo, llevamos más de 10 años con él; hemos aplicado diferentes métricas y todas dan como resultado que el precio es muy atractivo”, ha remarcado Torres.

Por su parte, Genç ha recordado que BBVA ya consolida en su balance el 100% de Garanti desde hace unos años, con lo que, en este punto, el perfil de riesgo de la entidad no se verá modificado por el resultado de la oferta.

Consumo de capital moderado

BBVA estima que el consumo de capital que supondría la operación si todos los minoritarios vendieran sus acciones será de 1.400 millones de euros, una cifra que Torres ha considerado como moderada en función de los recursos de la entidad.

“El riesgo es la operación en sí, el consumo de capital y la inversión de 2.250 millones de euros. En el resto, no cambia absolutamente nada”.

La última sacudida

El último sobresalto que BBVA sufrió por su exposición a Turquía llegó hace unas semanas, con motivo de una abrupta rebaja de los tipos de interés de 200 puntos básicos, sensiblemente superior a la que esperaba el mercado.

Además, las alarmas se han activado entre los inversores por las injerencias del Gobierno liderado por Recep Erdogan en las decisiones de política monetaria, que han ocasionado hasta tres relevos al frente del Banco Central de Turquía, toda vez que sus sucesivos responsables no se han plegado a los deseos del mandatario de tratar de reactivar la economía de una forma tan brusca.

El anuncio de la oferta sobre Garanti ha sido recibido en el mercado con notables descensos para la cotización de BBVA, que se dejaba más de un 5% en los primeros minutos tras la apertura, aunque después ha moderado las caídas hasta el entorno del 3,5% a media sesión.