Menú Buscar
Interior de la sede de BBVA en Madrid / Luis M. García

BBVA gana el 35% menos

La entidad llega a los 3.512 millones de beneficios por la evolución del fondo de comercio de Estados Unidos

7 min

BBVA obtuvo un beneficio neto de 3.512 millones de euros en 2019, un 35% menos que en 2018, tras dotar 1.318 millones por el ajuste del fondo de comercio de Estados Unidos y ante la falta de extraordinarios anotados en 2018 por la venta de BBVA Chile.

En un hecho relevante remitido este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), BBVA ha explicado que sin tener en cuenta el ajuste del fondo de comercio en EEUU, el beneficio del grupo habría alcanzado los 4.830 millones, un 2,7% más que el año anterior, "el más elevado desde 2009". Dicho ajuste, llevado a cabo en el último trimestre del año, provocó que entre septiembre y diciembre BBVA se anotara unas pérdidas de 155 millones.  El banco ha resaltado que este resultado se encuentra un 10% por encima de lo que el consenso de analistas esperaba para ese trimestre, principalmente por mayores ingresos y menores necesidades de provisiones crediticias.

Contención de los gastos de explotación

Las principales palancas que impulsaron este resultado fueron el incremento de los ingresos más recurrentes y la contención de los gastos de explotación, que crecieron el 1,7%. La entidad tiene previsto someter a la consideración de los órganos de gobierno un pago en efectivo de 0,16 euros brutos por acción en abril de 2020, manteniendo la misma cifra del año anterior.

A cierre de 2019, la tasa de morosidad del grupo se situó en el 3,8%, la más baja de la última década, mientras que el ratio de capital alcanzó el 11,74%, "con un incremento muy relevante en el año", según ha destacado el presidente de BBVA, Carlos Torres, en una nota. "Lo hemos logrado en un entorno muy complejo desde el punto de vista macroeconómico, marcado por las tensiones comerciales y por los bajos tipos de interés", apunta Torres.

"Récord histórico"

La tasa de cobertura se situó en el 77% y el saldo dudoso descendió un 2,1%, con una reducción en España provocado en gran medida por las ventas de carteras de préstamos en mora, mientras que el ratio de capital de máxima calidad, CET1 "fully loaded", alcanzó el 11,74%, "con un incremento muy relevante en el año", según Torres.​ El margen de intereses alcanzó 18.202 millones de euros en 2019, un 4,8% más en términos corrientes frente al ejercicio anterior, que aumentó el 5,6% a tipos constantes; es decir, excluyendo la variación de los tipos de cambio.

Las comisiones netas crecieron un 3,9% (un 4,2% a tipos constantes), hasta alcanzar los 5.033 millones de euros, con una evolución especialmente positiva en España y Turquía. Así, los ingresos de carácter recurrente (margen de intereses más comisiones netas) crecieron un 4,6% interanual (un 5,3% a tipos constantes), hasta 23.235 millones de euros, un "récord histórico", según la entidad.

México, principal motor del grupo

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta de resultados, el de intereses alcanzó los 18.202 millones de euros, el 3,5% más, mientras que las comisiones netas también se elevaron el 3,2%, hasta 5.033 millones. El margen bruto se situó en 24.542 millones, el 3,3% más, mientras que el neto creció el 4,9%, hasta 12.639 millones. Los préstamos y anticipos brutos a la clientela se elevaron el 2,2% en 2019, y los recursos de clientes, el 3,8%.

Por áreas geográficas, México sigue siendo el principal motor del grupo, ya que aportó el 44,8% del beneficio; seguido de España, con el 23%; América del Sur, el 12%; EEUU, el 9,8 %, y Turquía, el 8,4%. En México, el beneficio neto alcanzó los 2.699 millones de euros; en España, 1.386 millones; en América del Sur, 721 millones; en EEUU 590 millones, y en Turquía, 506 millones.

"Excelentes resultados"

"BBVA ha logrado unos excelentes resultados en 2019", asegura Carlos Torres, que justifica sus afirmaciones en "unos ingresos recurrentes récord" y "una gestión ejemplar de los costes", que ha permitido a la entidad que preside alcanzar "un beneficio sin singulares de 4.830 millones de euros, el mayor desde el año 2009".

Torres ha valorado positivamente el modelo diversificado de BBVA y su estrategia diferencial, que unidos al enfoque continuo en la creación de valor para los accionistas, "nos han permitido lograr una rentabilidad del 12% y liderar la industria bancaria europea".

Equilibrio económico y medioambiental

De esta manera, el máximo responsable de BBVA considera que el objetivo ahora será "profundizar en nuestra estrategia, integrando los intereses de clientes, de empleados, de accionistas, de la sociedad en su conjunto" para equilibrar "el punto de vista económico con el medioambiental y con el social en todo lo que hacemos".

BBVA también ha destacado que continuó el aumento de la base de clientes digitales y móviles del grupo, con más del 50% de los usuarios operando a través de canales móviles. Las ventas digitales también evolucionaron positivamente en el año 2019.