Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente y el consejero delegado de BBVA, Carlos Torres y Onur Genç / EP

BBVA eleva un 23% la opa sobre su filial turca por la depreciación de la divisa

Pese a la revisión al alza del precio, el banco pagará un 13,7% menos en euros por hacerse con el 50,1% de Garanti que aun no controla y también consumirá algo menos de capital

5 min

La notable depreciación de la lira turca en los últimos meses ha llevado al BBVA a revisar al alza un 23% el precio de la opa lanzada sobre Garanti, su filial en el país otomano, con el fin de hacerse con el 50,15% de la entidad que aun no controla. 

La contraprestación, completamente en metálico, pasará a ser de 15 liras turcas por acción, frente a las 12,2 que incluía la oferta inicial. Pese a esta subida, el montante de la operación se reducirá un 13,7% en euros para la entidad que preside Carlos Torres, por el citado efecto divisa. 

Desplome del 27% de la lira

Así, con el precio revisado BBVA debería desembolsar unos 1.985 millones de euros al cambio actual en el caso de que la totalidad de los minoritarios aceptaran la oferta, de acuerdo con el comunicado de información privilegiada que ha remitido este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La cifra contrasta con los 2.300 millones de euros que el propio banco facilitó en el anuncio de la operación, allá por mediados de noviembre de 2021.

Desde entonces, la lira turca se ha depreciado cerca de un 27% frente a la moneda única, consecuencia de las múltiples bajadas de tipos de interés en el país otomano. Una medida controvertida del Gobierno de aquel país para atajar la grave crisis financiera por la que atraviesa el país que, entre otros factores, ha llevado las tasas de inflación por encima del 65%.

Menor consumo de capital

La revisión al alza del precio de la opa en liras también supondrá reducir algo el coste de capital de la operación; en términos de la ratio CET1 fully loaded, la aceptación de la totalidad de minoritarios supondría una reducción máxima de 34 puntos básicos para BBVA con el precio revisado, frente a los 46 puntos básicos previstos con los términos originales. 

Como consecuencia de esta variación, el banco también ampliará el plazo de aceptación de la opa, que se irá en principio hasta el 18 de mayo, aunque podría variar en función de los festivos que determine el Gobierno turco en las próximas semanas como consecuencia del fin del ramadán. 

Aumentar el atractivo

La oferta fue aprobada por el regulador del mercado turco a finales del pasado mes de marzo. Este viernes, 29 de abril, finalizaba el plazo otorgado a los accionistas para acudir a la opa, de acuerdo con el calendario original. 

De esta forma, BBVA actualiza una oferta que había quedado un tanto desfasada por el rápido deterioro sufrido por la divisa local, que a su vez había reducido de forma significativa al atractivo de la misma para los minoritarios. Y además, lo ha hecho de tal manera que incluso con la subida tendrá algo menos de impacto en su balance.

Exceso de capital

La operación forma parte de la estrategia de la entidad financiera, presentada a los mercados también a mediados de noviembre, de apostar por los mercados internacionales en los que ya tiene una notable presencia, como también es el caso de México. 

A la opa sobre el turco Garanti va a parar parte del exceso de capital registrado por BBVA tras la liquidación el pasado verano de la venta de la práctica totalidad de su negocio en EEUU al local PNC.

Recompra de acciones

El banco también destinará otra parte de los ingresos extraordinarios por la citada transacción al incremento de la remuneración al accionista a través de un programa de recompra de acciones propias, que puso en marcha a finales de 2021 y que ya discurre por su segunda fase. En total, BBVA prevé destinar hasta 3.500 millones de euros en el incremento de la autocartera para su posterior amortización. 

A raíz de la salida de EEUU, el mercado situó al banco en el foco del proceso de consolidación del sector y más después de que su intento de fusión con Banco Sabadell se viera frustrado por la falta de acuerdo entre los consejos de ambas entidades. Pero lo cierto es que la andadura del banco prosigue en solitario.