Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Miguel Cardoso, economista jefe para España en BBVA Research, durante la presentación del informe 'Situación Cataluña' / BBVA

BBVA prevé que la economía catalana crezca el 6,6% este año y supere en 2022 los niveles pre-Covid

Si los vaticinios se cumplen, cuestión que depende de la pandemia, se crearán unos 200.000 nuevos puestos de trabajo en los próximos meses

5 min

BBVA Research, el servicio de estudios de la entidad bancaria, ha revisado al alza sus previsiones y estima que la economía catalana crecerá al menos el 6,6% este 2021 y el 7,2% en 2022. Esto permitiría que la recuperación del nivel del PIB anterior a la pandemia llegase en el próximo año.

Así lo ha informado durante la presentación del último informe Situación Cataluña, de la mano del economista jefe en España de BBVA Research, Miguel Cardoso, y el director territorial de la entidad en Cataluña, José Ballester. No obstante, los ejecutivos han recordado que las previsiones expuestas tras este análisis están condicionadas por la evolución de la situación epidemiológica, así como la velocidad de vacunación y la gestión de los fondos europeos, entre otros factores.

Uso de los fondos europeos

En este sentido, Cardoso ha expuesto los dos principales riesgos que podrían modificar los datos presentados en el documento. El primero es la salud, pues la aparición de nuevas olas de Covid-19 condicionaría esta recuperación. El segundo, un mal uso de los recursos provenientes de Europa, los Next Generation.

BBVA lamenta la “lenta ejecución” y la inexistencia de “un plan claro y específico” acerca de estas ayudas. Sostiene que si no se gestionan bien o se gastan más tarde de lo previsto, se producirá una gran “ralentización” del crecimiento. Aun así, los datos presentados ya contemplan el impacto positivo de esta inyección de capitales. De nuevo, será en 2022 cuando se notarán.

Recuperación del turismo en dos años

Los datos del gasto de los clientes de la entidad les permiten concluir que el turismo nacional ha traído una cierta recuperación de la economía. Con todo, Cardoso subraya que “esto no ha logrado compensar la caída que supone el extranjero”.

Se encuentra alrededor de un 30% por debajo del que se registró en el tercer trimestre de 2019, por lo que calculan que no existirá una “recuperación completa” de estos niveles hasta dentro de un par de años.

Impacto de la quinta ola

Aun así, el economista estima que el impacto de la quinta ola del coronavirus sobre el PIB catalán va a ser “reducido” en comparación con las anteriores. Indican que los efectos sobre la salud del virus son cada vez “menores” gracias a la vacunación, hecho que da confianza a la ciudadanía, la base para limitar la crisis económica por la restricciones del consumo interno.

En esta línea, los ejecutivos de la entidad advierten de que si se imponen medidas más restrictivas en el sector turístico o se restringe más la movilidad en el territorio catalán, las estimaciones de crecimiento podrían verse reducidas. A pesar de ello, asegura que la variación sería “moderada”. Aseguran que así se desprende de la tendencia de los últimos meses.

Gastar lo que no se pudo en 2020

Miguel Cardoso también ha destacado el incremento del 40% del gasto en el sector de la restauración y hostelería este julio, en comparación con el mismo período de 2019, un dato que aporta optimismo.

Atribuye este dato al ahorro acumulado el año pasado tras el confinamiento total, la imposición de restricciones de movilidad y el toque de queda, entre otras medidas. A pesar de no tener cifras de estimación del ahorro embolsado, afirma que las familias de clase media o alta que han mantenido sus empleos y no han podido gastar lo mismo que otros años habrían incrementado alrededor de un 20% sus recursos. Cuestiones básicas todas ellas para impulsar la recuperación.