Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Onur Genç, consejero delegado de BBVA / BBVA

BBVA prevé aplicar el ERE en este mismo año

El banco dota provisiones de 186 millones de euros para su negocio en España e iniciará a finales del ejercicio su programa de recompra de acciones

3 min

Los planes del BBVA pasan por aplicar los recortes de plantilla y de sucursales que ha presentado a los sindicatos ya en este mismo ejercicio, una vez que finalice la negociación con los representantes de los trabajadores.

En una conferencia con analistas para presentar las cuentas hasta marzo, el consejero delegado del banco, Onur Genç, ha justificado la medida en la drástica caída de la actividad en las sucursales frente a la creciente digitalización.

Necesidad de reaccionar

“Es un cambio de tendencia evidente y no teníamos más remedio que reaccionar”, ha apuntado el ejecutivo, sin dar más detalles sobre el ajuste, toda vez que “aún se está negociando con los sindicatos”.

La entidad también ha apuntado que el programa de recompra de acciones, de hasta un 10% del capital, aprobado en la última junta de accionistas, se pondrá en marcha probablemente a finales del presente ejercicio y se prolongará por espacio de unos seis meses, es decir, hasta mediados de 2022.

Exceso de capital

Genç se ha mostrado confiado en que el Banco Central Europeo (BCE) levante el límite a las remuneraciones al accionista que impuso hasta septiembre de este año, que impide a las entidades financieras que operan bajo su supervisión repartir entre sus socios más del 15% de los resultados. En este capítulo no sólo se incluyen los dividendos sino también las recompras de títulos para su posterior amortización.

Esta operación surge como consecuencia del exceso de capital que acumulará el BBVA tras el cierre de la venta de su negocio en EEUU a la entidad norteamericana PNC, previsto para mediados de 2021.

Opciones al margen de compras

No obstante, la entidad estima que aún después de la recompra presentará un exceso de 155 puntos básicos sobre su objetivo de capital, que se sitúa en una ratio CET1 fully loaded del 12%.

En este sentido, el consejero delegado del BBVA ha explicado a los analistas que el banco baraja múltiples opciones para gestionar este remanente, que no tienen que pasar necesariamente por realizar compras.

Sentido estratégico

“El destino que demos a este exceso de capital dependerá del encaje estratégico, de la rentabilidad, del sentido de la operación y de que genere valor para el accionista”, ha señalado Genç, quien ha admitido que con estas premisas será más sencillo encontrar un objetivo en los mercados clave de la entidad.

En cualquier caso, el ejecutivo ha desligado la situación de solvencia de la entidad con la ejecución de una adquisición. “Esas operaciones no tienen que ver con el exceso de capital; si se detecta una buena oportunidad en cualquier momento, hay muchas formas de generar el capital necesario para abordarla”.