Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Bassella

Bassella termina febrero con cuatro personas en situación de desempleo

Un total de una persona se ha quedado sin trabajo en la localidad en el último mes

3 min

El municipio de Bassella ha terminado febrero con un incremento en las cifras de paro. Asciende hasta las cuatro personas que actualmente se encuentran sin trabajo en la localidad, según el Instituto de Estadística de Cataluña (Idescat).

En total, hay solamente una persona más sin trabajo comparado con el mes pasado, en una coyuntura marcada por la crisis de la pandemia de coronavirus. Estos valores suponen un aumento del 33,333% con respecto al pasado mes, cuando el municipio finalizó el periodo con 3 personas sin empleo.

El sector servicios es el más azotado por el desempleo

El sector servicios es el más castigado en la localidad según los últimos datos publicados. El Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, advierte de que en Bassella hay un total de tres personas de esta actividad sin actividad y que representan un 75% del total de desempleados. Por orden descendente, le sigue industria (25%).

La pandemia provocada por el coronavirus explica muchas de estas cifras de desempleo en la población. Desde el pasado mes de marzo de 2020, se han adoptado medidas de contención y aforo en el sector servicios que en estos momentos aún se mantienen y han provocado consecuencias negativas para muchos comercios tanto de Cataluña como de otras provincias de España. A pesar de que la campaña de vacunación ha mitigado algunos de sus efectos, la crisis económica aún perdura y tiene repercusiones en la tasa de paro. Los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) han logrado minimizar las repercusiones de esto tanto en la tasa de paro como en la destrucción de estos empleos. Esto ha permitido a los afectados conservar su puesto a pesar de las consecuencias de la pandemia en la economía de la región.

Mujeres entre 25 y 29 años

La relación entre hombres y mujeres en situación de desempleo en el municipio es bastante desproporcionada, con unas cifras más elevadas en mujeres (tres personas) que en hombres (uno parado).

Por grupos de edad, el más afectado por el paro es el de jóvenes adultos de entre 25 y 29 años, con una persona actualmente desempleadas.