Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sede de la empresa de restauración de Barcelona comprada por Roger Parellada, cofundador de Basic Devices / CG

Esta es Basic Devices, la empresa 'fantasma' a la que Cataluña compró 35 millones en mascarillas

El Govern esquivó "decenas de importadores expertos" para hacer encargos millonarios a una firma sin pasado, un hecho que reprocha Antifraude

9 min

En la empresa Los Reyes del Mango de Barcelona atienden amablemente a Crónica Global, aunque prestan poca ayuda. El representante de esta firma de restauración situada en el barrio del Raval, Roger Parellada Farré, "se encuentra en Londres de viaje". La discreta sede de la compañía no parece indicar que su administrador ganara un macrocontrato de 35 millones de euros del Govern hace casi dos años. Un encargo que la Oficina Antifraude de Cataluña ve "temerario" y sobre el cual pide ahora explicaciones

La empresa premiada con ese contrato fue Basic Devices SL. El Gobierno catalán la regó con 35 millones de euros para comprar mascarillas y otros materiales antipandémicos en marzo de 2020, "por delante de importadoras expertas, con experiencia, que también tenían canales con China en un mercado estresado", tal y como denuncian fuentes del sector. Tendrían haber sido 60,58 millones de euros, pero las dudas sobre la solvencia de la compañía recortaron el contrato a casi la mitad. De hecho, el Ejecutivo regional llegó a poner una denuncia por estafa. A los dos días, sin embargo, la retiró. 

"Un capítulo vergonzoso"

Todo el capítulo es, según directivos del sector de la importación médica, "vergonzoso". En plena tormenta por la llegada del coronavirus a España, el Govern catalán salió a los mercados a buscar mascarillas, equipos de protección individual (EPI) y guantes protectores. Intentaba localizar a proveedores, tarea harto difícil cuando todos los gobiernos hacían lo mismo. Y dio con una diminuta empresa de Vilafranca (Barcelona), Basic Devices, que le prometió traerlos desde China, donde se fabrican. La Consejería de Salud le asignó tres contratos públicos, que pueden consultarse en este enlace, en este otro y también en este otro

¿Llegó el material? Salud no contestó ayer a este medio. La Oficina Antifraude, que investiga el caso, cree que sí, aunque con sobreprecio. ¿Qué dice Basic Devices? A este medio, nada. Crónica Global contactó con la asesoría fiscal de Josep Maria Parellada, uno de los administradores, quien no atendió a las preguntas. Como su familiar Roger Parellada, según las mismas fuentes, se encontraba de "viaje". 

Elusión fiscal

Los Parellada están vinculados a un conglomerado de empresas, ninguna de ellas especializada en material sanitario. Los Reyes del Mango forma parte del grupo empresarial y se dedica a administrar dos restaurantes en Barcelona. Otra es Gesconsulting, una asesoría fiscal con sede en la calle Borí i Fontestà, cerca de la zona del Turó Park.

Siempre según el Registro Mercantil, el Parellada mayor está vinculado a la sicav Landstone Capital, dada de baja el 25 de noviembre de 2021, según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Y a otra media docena de sociedades de asesoría y técnicas. Por su parte, Roger Parellada figura en la citada firma de restauración y en la administración de la casa de subastas Balclis, una de las más antiguas de la Ciudad Condal. Este directivo se describe como "friki" y programador de videojuegos y aplicaciones. Asegura haber montado Basic Devices con "su primo", Josep Maria Parellada Ripoll. 

No estaba al corriente

La empresa tuvo un discreto desempeño hasta que llegó la pandemia. Cuando el virus golpeó España y dejó una cascada de fallecimientos, la firma logró contratos como jamás los tuvo, según el Registro Mercantil. El Govern le encargó 60,58 millones de euros de material sanitario traído de China, de los que avanzó 35 millones. El mismo Ejecutivo de Quim Torra, entonces president, detectó signos de estafa y denunció, pero retiró la denuncia al recibir contragarantías. Finalmente, el encargo se redujo a los 35 millones que había abonado como anticipo. 

Esa macrocompra a Basic Devices fue "irregular". Lo dice Antifraude, que ve opaco lo explicado hasta ahora por el Govern. Con la documentación que dispone, el encargo de 35 millones fue como mínimo "temerario", asegura el fiscalizador contra la corrupción. De hecho, la Oficina afea que hubiera "falta de contactos preliminares" con la empresa, y que ésta no estuviera inscrita en el sistema de la Seguridad Social. De hecho, no se la podía contratar por este motivo, concluye el mismo ente. 

"Había decenas de empresas expertas"

Basic se llevó 35 millones de euros del Instituto Catalán de Salud (ICS). La empresa pública estaba dirigida en ese momento por el ahora conseller, Josep Maria Argimon. El titular de Salud no deberá afrontar responsabilidades penales, por ahora, pues Antifraude no ha visto elementos "corruptivos". Tampoco se espera que, a corto plazo, la polémica compra de material acabe en el Tribunal de Cuentas, explicaron ayer fuentes cercanas a la investigación. 

Argimon sí ha generado malestar al sector sanitario con esta contratación. Le afean que "acudiera a una empresa novata por delante de decenas de compañías expertas". Directivos del sector recuerdan que Cataluña "es líder en distribución de tecnología y material médico y sanitario". ¿El Ejecutivo recurrió a una firma sin experiencia previa porque los mercados estaban cerrados? "Era difícil, pero se podría traer material de China. Si Basic Devices lo hizo, ¿no conseguirían lo mismo nombres con más trayectoria y más contactos?", se pregunta la misma fuente. Desde la industria, además, lamentan la "omertá" del Govern cuando ellos son proveedores habituales de esta Administración. 

"Como mínimo, transparencia"

De hecho, sociedades y personas que pudieran traer profilácticos contra el Covid las había. Proveedores de material sanitario recuerdan que cerraron tratos con China en un mercado "que en marzo y abril de 2020 era una jungla". Un consultor del sector enfatiza que hubo un grupo de intermediarios que se hicieron llamar Covid Warriors que trajeron palés de mascarillas y EPI por medio de sus contactos en el gigante asiático, productor líder de estos protectores. "A gran coste, con tácticas más o menos limpias, pero se hizo. Llegaron a España", sentencian. 

En el caso del Govern y su contrato con Basic Devices, recuerdan que "Cataluña no era nadie en Asia", y que la Administración "es lenta" cuando toca comprar. Por ello, "entienden" que acudiera a un proveedor con "supuestos" contactos para servir material sanitario con rapidez, aunque hacen hincapié en la necesidad de "transparencia". "Fue un momento en el que se metió a servir material gente del sector, pero también aventureros y piratas. Dos meses de extrema necesidad en los que la administración tuvo que hacer de todo para proveer a sus hospitales. Pero si ello implicó dinero público, de todos, que lo explique", concluye la misma voz. El actual equipo de gobierno en la Generalitat está ahora obligado a este ejercicio de transparencia. Como mínimo, ante la Oficina Antifraude.