Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Carles Navarro, director general de Basf en España / BASF

Basf incrementa un 25% su facturación por el aumento de ventas y la inflación

La compañía química prevé una ralentización del crecimiento económico en 2022 y más inestabilidad a raíz de la guerra de Ucrania

4 min

La rápida escalada de precios que vive Europa empieza a ser visible en las cuentas de las compañías. La química Basf ha anunciado hoy que sus ingresos se han disparado un 25% hasta los 1.350 millones de euros en 2021, debido en parte al incremento de volúmenes, pero sobre todo a la inflación.

Los precios han subido un 14%, mientras que los volúmenes se han elevado un 12%. La subida de precios se ha producido sobre todo en el segundo semestre del año en todas las líneas de negocio, especialmente los químicos (petroquímicos, monómeros e intermedios).

Inestabilidad por Ucrania

Carles Navarro, director general de Basf en España, ha subrayado lo "exitoso" de este ejercicio para la compañía, aunque ha reconocido que en 2022 la guerra de Ucrania generará inestabilidad. En particular, ha apuntado a su efecto en la subida de los precios de la luz y como agravante de la falta de materias primas.

El director general de Basf en España, Carles Navarro / BASF
El director general de Basf en España, Carles Navarro / BASF

Por ello, ha señalado que la compañía se centrará durante los próximos meses a gestionar esta complejidad. Con respecto a la guerra, ha asegurado que Basf la condena y se ha comprometido a no abrir vías de negocio con empresas rusas mientras dure la invasión.

Mantiene la distribución en Rusia

Navarro ha explicado que, como la actividad química es esencial, seguirán trabajando para suministrar en el mercado ruso los productos de nutrición y salud y soluciones agrícolas. "La industria química es una actividad esencial, por razones humanitarias seguiremos cubriendo la demanda para todos los productos que garanticen el bienestar de la población civil", ha asegurado.

En el resto de casos, la empresa seguirá trabajando si hay un contrato que les obligue a ello y no haya sanciones que se lo impidan, mientras que tampoco abrirá nuevas vías de negocio en Rusia mientras el conflicto esté vigente. "El principal coste es el precio de la energía, en Tarragona se ha multiplicado por 5,5 veces respecto al año pasado. Es un incremento extraordinario que realmente condiciona nuestra rentabilidad y nos obliga a estar abiertos a todo tipo de escenarios", ha añadido.

Previsiones de bajo crecimiento

La compañía química también ha lanzado sus previsiones económicas para este año: prevé que la producción del sector químico crezca un 3,5% y que la economía mundial crezca a un ritmo del 3,8%, lo que supone una ralentización con respecto a la recuperación de 2021. Asimismo, ha anunciado inversiones en sus plantas locales por 44 millones de euros, por ejemplo para implementar tecnologías de conectividad 5G industrial en Tarragona.

La firma alemana convirtió el complejo químico de Tarragona en el primero de España con una red privada 5G, que instaló de la mano de Cellnex. La infraestructura permite gestionar datos a gran escala y tomar decisiones en tiempo real sobre el movimiento de mercancías dentro de la factoría.