Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Debate entre Pere Barrios (izq.) y Antoni Cañete (der.), candidatos a la presidencia de Pimec / TV3

Barrios amenaza con impugnar las elecciones de Pimec antes de que se celebren

Cañete desmiente los supuestos obstáculos esgrimidos por el candidato respaldado por la ANC

4 min

El candidato rupturista a las elecciones de Pimec, Pere Barrios, ha amenazado este jueves con impugnar el procedimiento interno de la patronal de las pymes catalanas. El exvicepresidente de la Cambra y empresario del metal, que tiene el respaldo de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) en la carrera por suceder a Josep González, ha afirmado que cuenta con "una lista de ocho cosas que no nos parecen correctas".

"No tenemos acceso al censo, es algo que nos parece un poco extraño. Veremos si no tenemos que impugnar las elecciones", ha declarado en un cara a cara en TV3 con Antoni Cañete, líder de la lista continuista Activisme Empresarial. Barrios ha añadido que no han contado con suficiente tiempo para armar su candidatura y ha deslizado que la estructura orgánica de la entidad no está siendo imparcial. Desde que se inició el proceso electoral, la escalada verbal impulsada por sectores críticos ha tensionado a la patronal. La advertencia de Barrios se inscribe en la estrategia de confrontación adoptada por los rupturistas, que hasta ahora no ha logrado hacer mella en la cohesión interna de la organización empresarial.

Cañete desmiente las críticas

Las acusaciones de Barrios han calentado el debate entre ambos contendientes. Durante su turno de palabra, Cañete ha rebatido las quejas de su contrincante: "No por decir muchas veces una mentira se convierte en verdad. El señor Barrios sabía desde hace siete meses que habría otro candidato. No es algo repentino, sino una cuestión conocida". "Mi candidatura solo ha hecho un envío oficial a los socios. El señor Barrios ha realizado varios, así que debe de tener algún censo", ha cuestionado el empresario.

Además, Cañete ha revelado que su oponente estuvo conforme con las modificaciones estatutarias aprobadas en julio del año pasado para preparar el relevo de González. "Todos son conocedores de lo que dice el reglamento y los estatutos. El señor Barrios dice que el árbitro pita en contra antes de salir a jugar el partido", ha objetado el exsecretario general de Pimec.

Contra la politización

La politización de la entidad también se ha colado en el careo televisado entre ambos candidatos. Cañete ha denunciado el apoyo de la ANC a la alternativa encabezada por Barrios. "Pimec debe estar gobernada por empresarios. Cuando de alguna forma se quiere instrumentalizar la institución, lo que se hace es pervertirla", ha expresado. "Pimec no es solo una entidad, sino un agente social y económico del país. Nosotros hacemos una propuesta de activismo empresarial desde un capitalismo más inclusivo", ha concluido.

Por su parte, Barrios ha tildado de "anticuada" a la organización y ha hecho un llamamiento a la renovación. "Queremos renovarla y, sobre todo, hacer que tenga fuerza. Que no tenga el talante de la estabilidad y de no molestar. Queremos tener representatividad auténtica y no conformarnos con que represente a las pymes otra patronal. El socio no necesita una gestoría o una academia para hacer cursos". Cañete, de nuevo, ha puntualizado las declaraciones de su rival: "Con el mapa patronal que conseguimos en Pimec, donde por primera vez las pymes tienen una representación que les permite defenderse, hemos conseguido homologar nuestro mapa patronal con Europa". Las espadas se mantienen en alto a cinco días de la cita con las urnas.