Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Bares y restaurantes podrán abrir hasta las 21.30 a partir del lunes

El Govern defiende una "flexibilización" de las restricciones por el coronavirus tras una jornada de desencuentro entre los socios independentistas

7 min

Los bares y restaurantes de Cataluña podrán abrir de las seis de la mañana hasta las 21:30 horas de la noche a partir del próximo lunes. Así lo ha anunciado la consejera de Presidencia, Meritxell Budó (JxCat), en una rueda de prensa este jueves en el Palau de la Generalitat junto al presidente en funciones, Pere Aragonès (ERC). Tras una jornada de intercambio de reproches entre los socios de Govern, ambos han querido mostrar una imagen de unidad. Con todo, el republicano ha lanzado un dardo a sus colegas en el Ejecutivo al reconocer que no han sido capaces de "construir una estrategia con el respeto que se merece la ciudadanía". 

Ha manifestado que tras la reunión de este jueves, y después de levantarse de la mesa de debate el día anterior, sí que se ha alcanzado el consenso sobre cómo se debe hacer la "flexibilización" de las medidas. Aragonès ha dejado claro que no se recuperará la "normalidad" previa a la pandemia y ha querido marcar distancias con la desescalada que aprobó el Gobierno para el verano. Con todo, el plan de la Generalitat es análogo al del conjunto de España. Se han diseñado cuatro fases por las que pasarán los territorios cada 15 días en función de la evolución de la pandemia.

Apertura de bares y restaurantes

La primera de ellas arrancará el próximo lunes. El principal cambio en la estrategia de la Generalitat es que se flexibilizan las restricciones a la restauración. Tras estar un mes cerrados, los bares y restaurantes de toda Cataluña podrán recuperar la actividad con limitaciones. La principal es el horario de apertura, que finalmente ha quedado fijado entre las seis de la mañana y las 21:30 horas de la noche. Se podrán servir cenas, aunque adaptadas a las costumbres europeas. El toque de queda se mantendrá de las 22 horas de la noche a las 6 de la mañana. Igual que el cierre perimetral de municipios el fin de semana, por lo que solo se podrá ir a establecimientos de la localidad. 

Se permitirá usar el 100% del espacio disponible en las terrazas pero con garantías de que se mantienen distancias de seguridad. Las mesas deberán estar separadas como mínimo dos metros y solo podrán sentarse cuatro personas en ellas, aunque si los grupos de convivencia (familias) superan esta cifra no habrá problemas. Los interiores también podrán reabrir, pero con las mismas medidas de distancia social y con un aforo máximo del 30%. También será clave que el espacio se pueda ventilar de forma correcta. 

Actividades culturales y comercio

En cuanto a los cines, teatros y auditorios (salas de concierto) podrán recibir de nuevo visitantes hasta llegar al 50% de su capacidad. En los recintos más grandes, la Generalitat fija en 500 el número de entradas máximas que se pueden vender. Las bibliotecas y museos también podrán recibir a más gente. Ahora tienen el límite en el 30% del total y se llegará al 50%. 

El mismo porcentaje que se aplica en los equipamientos deportivos al aire libre. Los responsables de estas infraestructuras deberán llevar un control de acceso, igual que los gimnasios que estén en el interior. El límite de los espacios cerrados es del 30% y se requerirá cita previa para usar las instalaciones. Los vestuarios solo estarán abiertos para los que vayan a la piscina. En este caso, el Govern sí permite su uso. 

Black Friday y Navidad

Los centros comerciales podrán reabrir la totalidad de su espacio, siempre que supren los 800 metros cuadrados. Se fija el aforo total en el 30%, que es limitado, pero se abre un poco la mano para aprovechar el último tramo del Black Friday. En el pequeño comercio se mantienen sin cambios las restricciones implementadas otros 15 días. 

Poco a poco, y si la situación epidemiológica acompaña, ganarán más aforo para hacer frente a la campaña de Navidad. Es el momento de mayor facturación del año y los representantes económicos ya habían dejado claro al Govern que sin ella su continuidad es muy complicada. 

Presencia a clases teóricas y prácticas

La primera fase de la desescalada catalana, que la Generalitat insiste en llamar "flexibilización" de las restricciones, mantiene sin modificar la organización de la Educación. Los niños de educación infantil, primaria y secundaria obligatoria deberán ir a clase con las restricciones que se activaron a principio de curso. Las clases de bachillerato y universidad seguirán con "clases teóricas virtuales", en palabras de Budó. 

Los "grupos estables" podrán mantener las actividades extraescolares en los centros educativos y se permite retomar las formaciones prácticas con una limitación de seis alumnos. 

Los actos religiosos y celebraciones se podrán hacer con el espacio total lleno al 30%. En esta primera fase permanecerán cerrados los bingos, casinos, salas de juego y ludotecas y se mantiene la prohibición de organizar fiestas mayores. Todas estas medidas estarán vigentes como mínimo hasta el 7 de diciembre. Es decir, hasta después del puente de diciembre. 

Tramo 1 de desescalada en Cataluña (23 de noviembre)
1/4

Tramo 1 de desescalada en Cataluña (23 de noviembre)

Tramo 2 de desescalada en Cataluña
2/4

Tramo 2 de desescalada en Cataluña

Tramo 3 de desescalada en Cataluña (21 de diciembre)
3/4

Tramo 3 de desescalada en Cataluña (21 de diciembre)

Tramo 4 de desescalada en Cataluña
4/4

Tramo 4 de desescalada en Cataluña

Destacadas en Business