Menú Buscar
John Hoffman, consejero delegado de GSMA y principal impulsor del Mobile World Congress.

Barcelona se ‘blinda’ para el Mobile World Congress

El nivel de alerta terrorista de España propicia que Mossos d’Esquadra, Guardia Urbana y la seguridad privada de la feria refuercen la seguridad de los asistentes

3 min

La seguridad será uno de los elementos transcendentales de la 13 edición del Mobile World Congress (MWC). España está en alerta cuatro de una escala de cinco niveles y la edición de la feria que empezará el 22 de febrero se blindará para cumplir con los altos estándares que comporta.

El principal impulsor del evento, el consejero delegado de GSMA, John Hoffman, pidió este miércoles disculpas avanzadas a los más de 95.000 asistentes que se espera que participen en el evento. La entrada en el recinto de Fira Barcelona en Hospitalet del Llobregat (Barcelona) será un poco más lenta que en ediciones anteriores porque la alta seguridad será “algo más visible”.

Dispositivo en toda la ciudad

El dispositivo estará desplegado por toda la ciudad. No sólo se reforzará el recinto ferial de Hospitalet y el de Montjuïc, en plaza España de Barcelona donde se celebrará el congreso de emprendedores 4YFN, también se prestará atención en estaciones de tren, metro, autobús y en los principales hoteles.

El MWC es uno de los momentos del año en el que la capital catalana está colapsada por los asistentes. Hace meses que los hoteles y los restaurantes cuentan con reservas para la feria y en buena parte de ellos han colgado el cartel de completo.

Ejecutivos de alto nivel

La mayoría de los asistentes, además, son ejecutivos de alto nivel de las principales empresas tecnológicas del mudo. Desde los presidentes de Google, Samsung o Facebook a fabricantes de baterías de China o Índia y gran parte de la industria europea. Incluso la Unión Europea participa activamente en el MWC con los representantes de la Comisión que trabajan en nuevas tecnologías.

“Hay una mayor concienciación con la seguridad en todo el mundo y este año será más visible, ya que queremos que los asistentes se sientan seguros”, manifestó Hoffman en la presentación del congreso tecnológico.

4.000 agentes en 2015

Fuentes de los cuerpos de seguridad indicaron que se reforzará el dispositivo del año pasado, sin ofrecer más detalles. En la edición de 2015, un total de 2.400 agentes de Mossos d’Esquadra trabajaron en el MWC, junto a otros 1.500 efectivos de la Guardia Urbana y la seguridad privada que contrata el congreso, dedicada especialmente al control de los accesos.

La organización recomienda a los asistentes que recojan con antelación la acreditación que permitirá entrar en el recinto ferial. Se repartirán a partir del viernes entre Fira 2 de Hospitalet, el aeropuerto de El Prat y las estaciones de tren de Sants y Paseo de Gracia.