Menú Buscar
Eloi Badia, concejal de Presidencia, Energía y Agua del Ayuntamiento de Barcelona / CG

Barcelona recurre ante el TSJC su contrato de la luz

El Ayuntamiento de Ada Colau empezará a trabajar en un acuerdo puente y negociado de tres meses para acabar con la licitación que mantiene Endesa hasta el 25 de marzo

10.03.2017 14:16 h.
4 min

El concejal de Energía del Ayuntamiento de Barcelona, Eloi Badia, ha anunciado este viernes que preparan un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para defender su contrato de la luz. Intentarán dejar sin valor la anulación del concurso público por parte del Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público (TCCSP) que avanzó este jueves Crónica Global.

Badia ha asegurado que están “perplejos” ante la resolución. Ha defendido los pliegos de condiciones del contrato. “Consideramos que ha lugar a lo que llamamos incorporar medidas sociales y ambientales”, ha manifestado. Con todo, el tribunal ha enmendado la fórmula elegida para este fin. “Seguramente hemos tenido un problema de comprensión de la propuesta”, ha sentenciado el concejal.

Dejar a Endesa sin contrato

Reconoce, eso sí, que la resolución es en firme --“existe un hecho: el tribunal lo ha tumbado”, ha declarado-- y preparan una alternativa. Descartan recurrir al contrato marco que firmó la Asociación Catalana de Municipios (ACM) que está a disposición de todos los consistorios.

Está firmado con Endesa, la misma compañía que presta por ahora el suministro municipal en Barcelona y la que instó --además de Gas Natural-- el recurso ante el TCCSP. Y el Ayuntamiento no quiere que esta compañía lo mantenga.

Incluso la ha criticado de forma elíptica al asegurar que se trata de una “grande multinacional con un balance multimillonario”. Un perfil que, según su valoración, “hace todos los esfuerzos por ser parte del problema”.

Contrato negociado

Barcelona incide en el contrato puente que se anunció tras la suspensión del tribunal administrativo de hace un mes. En breve, el consistorio convocará a varias empresas para iniciar un proceso negociado. Se espera firmar un contrato de tres meses con otros tres de vigencia, el tiempo necesario para dar forma a un nuevo proceso de licitación pública.

De entrada, se llamará a las empresas que concurrieron al primer concurso. Pequeños grupos de comercializadoras como Nexus, Som Energia o Hola Luz. Badia ha recordado que se tratará de un proceso público, por lo que podrán concurrir el resto de energéticas.

Referencia al acuerdo marco del ACM

Pero les ha mandado un aviso a navegantes: “Algunas fuerzas nos piden que bajemos los brazos, pero continuaremos trabajando en aplicar medidas para dar respuesta a los ciudadanos que hoy lo están pasando mal”.

Por ahora, lo harán con la misma fórmula que usó en su día la ACM. Manifestar de forma explícita en la contratación que la tenedora del contrato cumplirá con la legislación catalana de pobreza energética.

Equipo de trabajo junto a la Generalitat

El problema es que esta norma aún no está definida. Badia, de hecho, ha mantenido una conversación con el consejero de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget. La Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona empezarán a trabajar de forma conjunta en estudiar “cómo se incorporan medidas efectivas de defensa de la pobreza energética en la contratación eléctrica”.

Los equipos de trabajo, según el concejal, deberán ser capaces de dar la fórmula ideal para “vincular en la compra eléctrica de los ayuntamientos medidas para combatirla”. Cuentan para ello con el apoyo del Ayuntamiento de Sabadell, el de Badalona y el de Castelldefels. Todos ellos, consistorios con presencia de partidos en la órbita de BComú.