Menú Buscar
Luis Falcón (inAtlas), Gonzalo Bernardos (economista), Albert Closas (periodista), Enrique Alcántara (Apartur), Oriol Barrachina (Cushman & Wakefield) y Carles Cabrera (Institut Cerdà) / CG

Barcelona perdió 1.076 pisos turísticos ilegales en 2016

Apartur, una de las patronales del sector, elogia las políticas de Colau contra el alquiler vacacional y asegura que las inspecciones funcionan

3 min

La ofensiva de Ada Colau contra los pisos turísticos ilegales en Barcelona funciona. Ésta es una de las conclusiones a las que ha llegado Apartur, una de las patronales del sector, tras realizar un estudio. La capital catalana perdió 1.076 apartamentos de alquiler vacacional ilegales en 2016, según el informe realizado por inAtlas y que se ha presentado este martes en Barcelona.

Al cierre del pasado ejercicio se registraron un total de 13.555 viviendas de uso turístico en la Ciudad Condal, lo que supone el 1,64% del parque residenial. Ha sido la campaña del equipo de gobierno municipal de Colau la que ha motivado la disminución de la oferta ilegal, según Enrique Alcántara, presidente de Apartur.

Los distritos que más ofertas han perdido son los que más pisos turísticos presentan: Ciutat Vella y el Eixample. De toda la oferta turística, recuerdan, 9.606 (un 66%) son apartamentos legales, con la licencia municipal correspondiente.

Subida de precios del alquiler

La gentrificación y el aumento de los precios del alquiler residencial forman parte del debate abierto en la ciudad sobre el turismo, que ya es la principal preocupación de los barceloneses por delante del paro. Desde Apartur, no ven el vínculo entre precios y apartamentos turísticos: “Las viviendas de uso turístico no son uno de los factores que influya en el aumento de precios”, según Alcántara.

El informe indica que la recuperación económica es la responsable de la burbuja de precios. “El 1,64% de la oferta no puede ser culpable del aumento del 57% de los precios que se ha producido entre 2013 y la actualidad”, ha afirmado el economista Gonzalo Bernardos. La época de mayor crecimiento de los precios del alquiler en la ciudad, según el estudio, ha coincidido con la reducción de pisos turísticos ilegales.

Caben más

La capacidad de carga de la ciudad todavía queda lejos, según Alcántara.

"En Barcelona caben 20.000 pisos turísticos”, ha indicado el directivo. Esto no significa, ha añadido, que haya que repartir licencias hasta alcanzar esa cifra.  

Destacadas en Business