Menú Buscar
Imagen del corte de calle independentista de la avenida Meridiana, que acumula más de un mes sin interrupción / CG

Barcelona Oberta pide "restituir el orden público" en la ciudad

La asociación de comerciantes alerta del impacto en los pequeños negocios, "la restauración y la actividad económica y turística" ante la campaña de Navidad

3 min

Barcelona Oberta habla claro. La asociación de comerciantes ha pedido hoy jueves la "restitución del orden público" en la ciudad condal ante los continuos cortes de calles y la presencia de la acampada independentista de la plaza Universidad, que acumula casi dos semanas en pie pese a que esta madrugada ha sufrido destrozos por la lluvia.

La agrupación de pequeños y medianos empresarios ha llamado a "restituir el orden" en este punto, ya que los estudiantes no solo ocupan la parte peatonal de la plaza, sino que han provocado un monumental corte de tráfico en la Gran Vía, Ronda Universidad, Ronda de Sant Antoni y calle de Pelai. Los secesionistas causan una disrupción en estas vías centrales de la capital catalana pese a que perdieron fuelle con la marcha de las juventudes de ERC y la CUP el fin de semana.

"Efectos graves"

Esta situación no gusta a Barcelona Oberta, que advierte de que "desde el pasado 14 de octubre la ciudad vive una situación de constante inestabilidad que afecta gravemente al comercio, la restauración y la actividad económica y turística del centro de la ciudad". En este sentido, la asociación de comerciantes enfatiza que la campaña de ventas de Navidad se acerca, por lo que se impone devolver el orden público en el centro de la urbe.

Según los botiguers, el derecho a manifestación debe respetarse, pero no es tolerable que "se perpetúe una actuación que está afectando la convivencia entre ciudadanos, el derecho a poder desarrollar el día a día con normalidad y el funcionamiento de sectores como el comercio y la restauración".

Acampada y cortes

Con lo que respecta al resto del espacio público barcelonés, cabe recordar que el secesionismo lleva días cortando sin aviso diversas calles de la urbe. Son, por ejemplo, la avenida Meridiana, que ayer sumó 31 noches con interrupción del tráfico rodado. También se han producido algaradas en calles como la Gran Vía, Ronda del Mig, avenida Diagonal o la plaza de les Glòries.

Estos bloqueos llegaron tras el corte de la frontera hispano-francesa en La Jonquera, que organizó Tsunami Democràtic el lunes. Esta acción se replicó al día siguiente en la autopista AP-7, hasta que la misteriosa plataforma lo levantó.