Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Panorámica de Barcelona, donde la renta de los hogares aumenta, pero con grandes desigualdades / EUROPA PRESS

Barcelona se mantiene entre las 25 ciudades más competitivas del mundo

Un estudio del Ayuntamiento y la Cámara de Comercio, que alude al Global Power City Index, destaca a la ciudad como referente tecnológico

3 min

Barcelona se mantiene entre las 25 ciudades más competitivas del mundo. Así lo asegura el Informe 2020 del Observatorio Barcelona, ​​elaborado por el Ayuntamiento y la Cámara de Comercio de Barcelona, que confirma la capital metropplitana "como polo tecnológico de referencia internacional" a pesar de la pandemia. Según este estudio, que se basa en 34 indicadores, la ciudad se muestra "resiliente y capaz de mantener el atractivo y un buen posicionamiento económico y empresarial en los ámbitos europeos y mundiales". El informe alude al Global Power City Index, que coloca a Barcelona como la 21ª ciudad más competitiva en el mundo, mejorando una posición respecto del año anterior. 

tecnologica
Ranking de ciudades con mayor potencia tecnológica

La ciudad sigue bien considerada como entorno atractivo para la inversión, y bien posicionada como hub tecnológico, científico, cultural y creativo y en el ámbito de los congresos internacionales y las escuelas de negocio. Barcelona aparece como octava ciudad tecnológica de Europa yquinta hub de startups más grande del continente.

Recuperación post pandemia

Para el teniente de alcaldía de Economía, Trabajo, Competitividad y Hacienda, Jaume Collboni, "Barcelona mantiene a día de hoy un buen posicionamiento en el ámbito económico a escala internacional y esto es un factor clave para encarar la recuperación del economía de la ciudad post pandemia".

startup
Barcelona destaca por ser un hub de startups de Europa

"A pesar del contexto -ha seguido Collboni-, Barcelona ha demostrado ser una ciudad resiliente y capaz de mantener el atractivo y un buen posicionamiento económico y empresarial", una posición que "queremos aprovechar para estimular el crecimiento económico y la inversión internacional, así como para volver a atraer visitantes y para reimpulsar la actividad turística a través de la cultura y de un modelo de economía del visitante basado sobre todo en la calidad".

Collboni afirma que "estos son sólo algunos de los ejemplos que nos demuestran que Barcelona es una realidad social y económica que sigue ofreciendo confianza en un momento caracterizado por la incertidumbre, y también que disponemos del suficiente potencial para continuar siendo una ciudad referente en el horizonte de la post-pandemia ".