Menú Buscar
El Ohla Eixample, de cinco estrellas, es el segundo hotel de Aqua en Barcelona.

Barcelona gana otro hotel de cinco estrellas en su corazón comercial

Ohla planta su segunda pica en el Eixample de la Ciudad Condal de la mano de Fran Pérez, 'cocinero Michelin'

Ignasi Jorro
3 min

Barcelona ha ganado otro hotel de cinco estrellas en su corazón comercial. La enseña Ohla Boutique de Aqua Hotels ha estrenado el martes su segundo establecimiento en la Ciudad Condal, con 94 habitaciones y un restaurante de Fran López, uno de los chefs más jóvenes en conseguir una estrella Michelin.

El Ohla Eixample nace con credenciales para triunfar. El alojamiento cuenta con una suite y cuatro áticos, además de piscina climatizada en la azotea y tres salas polivalentes. En cuanto al diseño, se integra en el populoso distrito con una fachada de cerámica que protege a los clientes del ruido exterior.

Image and video hosting by TinyPic

"Tiene tres elementos distintivos. Uno, el servicio personalizado para que el cliente no olvide la experiencia. Dos, su integración en Barcelona: queremos que sea un espacio donde venir a comer o un afterwork para hacer una copa después del trabajo. Y tres, la cocina", ha explicado Anna Albuixech, directora general de Ohla Boutique Hotels.

Chef con estrella

La tercera pata del Ohla Eixample es el cocinero Fran López. El joven chef guía el hotel-bufé Villa Retiro de Xerta (Tarragona) --referenciado en la guía francesa desde 2009-- y ofrecerá producto de su tierra desde el restaurante homónimo, situado en la planta noble.

"La oferta gastronómica será prácticamente local: angulas, anguilas, tallarines del Delta y arroces. Trabajar con producto de proximidad", ha detallado el profesional.

Operación compleja

La senda hasta ofrecer delicias del sur de Cataluña y habitaciones aisladas del mundo exterior no ha sido fácil. El alojamiento ocupa un antiguo edificio de oficinas del Eixample barcelonés. Ohla lo ha readaptado y blindado contra el mundanal ruido.

"El Metro circulaba por debajo cada dos minutos. Las vibraciones eran terribles. Así que junto a una firma alemana, levantamos el edificio y le pusimos muelles amortiguadores sísmicos", ha detallado el arquitecto Daniel Isern.

Image and video hosting by TinyPic

Solucionado el traqueteo, la enseña abordó otro reto: la decoración. "Se han colocado 1.120 placas cerámicas cinceladas por un robot mediante un algoritmo que se mueve con la versión de Max Richter de Las Cuatro Estaciones de Vivaldi", ha agregado Isern.

30 millones

El Ohla Eixample es la segunda pieza de Aqua Hotels en la capital catalana, que abrió el Ohla Barcelona en 2009. La firma se ha apoyado en el corazón de la cadena, el grupo Solixent Invest, para comprar y acondicionar el inmueble.

"La inversión total ha sido de unos 30 millones de euros. Viendo la evolución positiva del alojamiento de Vía Laietana, confiamos que el nuevo establecimiento también será exitoso", ha señalado a Crónica Global Benet Ferrer, consejero delegado del fondo familiar.