Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jaume Collboni, primer teniente de alcalde de Barcelona, durante el foro turístico / AJBCN

Barcelona confiará en la cultura para reactivar del turismo

El ayuntamiento creará un 'pasaporte cívico' para fomentar la responsabilidad y las buenas maneras de los visitantes

3 min

Barcelona fiará a la cultura la reactivación del turismo en la ciudad. El ayuntamiento ha recogido propuestas de actores de la industria turística y sectores vinculados con el fin de elaborar un paquete de 12 medidas con las que insuflar oxígeno en un sector económico que copa el 15% del PIB local. 

En un comunicado público, el gobierno municipal ha anunciado que el plan de acción resultante prevé incrementar la oferta cultural para movilizar a los barceloneses y colmar las expectativas de los visitantes. Ello será posible, entre otros, por la creación de "estructuras estables de relación entre el sector cultural y el turístico". 

Nuevos contenidos

Esta fórmula de cooperación entre industrias es la principal conclusión del Foro Ciudad, Turismo y Cultura, que se ha celebrado desde noviembre, con la presencia de 150 personalidades de ambos mundos. Sus conclusiones, que se han presentado hoy miércoles, 20 de enero, ponen deberes al consistorio para ayudar a reactivar los polos vacacionales de la capital catalana. 

A este respecto, Jaume Collboni, primer teniente de alcalde y responsable del área económica, ha avanzado el desarrollo de "nuevos contenidos e imaginarios", además de trabajar para "potenciar la colaboración público-privada y la atracción de talento y capital" como tácticas para desplegar la estrategia matriz. "Debemos abordar retos que hasta ahora habíamos aplazado en relación a la sostenibilidad del turismo como un mayor respeto medioambiental o la desconcentración de la oferta en el centro de la ciudad", ha agregado Collboni

Mapa y censo de actividades y un 'pasaporte cívico'

Negro sobre blanco, las medidas que pondrá en marcha el Ejecutivo local para aprovechar las sinergias entre ambos sectores son, por citar dos, la elaboración de un mapa y un censo de actividades y eventos culturales local y la creación de un fondo público y privado en la Fundación Barcelona Cultura para desarrollar nuevos contenidos atractivos en la era poscoronavirus. 

Otra de las propuestas llamativas es la de la elaboración de una Carta de Derechos y Deberes de los visitantes "para fomentar un turismo cívico y responsable". Esta suerte de pasaporte cívico se difundirá por los canales de información turística para que los veraneantes sean conscientes de cómo deben disfrutar de Barcelona. En relación a la congestión turística, el ayuntamiento apuesta por concentrar en la Estación del Nord, infrautilizada desde hace años, los autobuses de turistas que llegan de excursión de un día desde el Maresme y la Costa Brava a la Ciudad Condal.