Menú Buscar
El Estadio Olímpico Lluís Companys de Montjuïc, donde opera el Open Camp / CG

La 'otra' Barcelona 92: desahucian el Estadio Olímpico el sábado

Open Camp, el parque temático del deporte en el coliseo de los Juegos Olímpicos, cierra el fin de semana por problemas financieros

4 min

Es la otra cara del 25 aniversario de los Juegos Olímpicos de Barcelona. Open Camp, el parque temático del deporte situado en el coliseo que vio la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos, cerrará el sábado entre graves problemas financieros.

El espacio ha recibido la puntilla por parte del Ayuntamiento de Barcelona al ser apartado de las celebraciones de los 25 años de los JJOO. El martes, la corporación sólo se acordó del Estadio Olímpico Lluís Companys para pasar parte del recorrido de la antorcha olímpica.

Los actos centrales se repartieron entre la plaza de Cataluña y el Palacete Albéniz.

"Por la mañana hubo actividades con niños que se celebraron en el estadio. Open Camp se enteró por la prensa de las mismas", explican fuentes conocedoras.

"Esta semana daremos una respuesta"

Preguntado por la cuestión, un portavoz de Open Camp ha confirmado que la instalación temática permaneció ayer cerrada. "De hecho, llevamos desde el pasado 8 de julio inoperativos, cuando se empezó a preparar el concierto de U2 en el Estadio Olímpico", ha admitido.

Con lo que respecta a la viabilidad de la empresa, la misma fuente ha subrayado que "esta misma semana" se conocerá el futuro del parque.

Cabe recordar que la firma, sindicatos y entidades deportivas pidieron recientemente declarar el proyecto de "interés público". Con ello pretendían apuntalar la continuidad de la iniciativa y salvar más de 100 puestos de trabajo.

El Ayuntamiento lo ha condenado

Fuentes sindicales cercanas a Open Camp han recalcado que el parque está sentenciado. "Ya han comunicado a los trabajadores que este fin de semana no reabren. La operación irá ahora a la venta en busca de alguien que quiera la unidad productiva. Ello podría facilitar una subrogación del personal", han indicado

Las mismas voces han recordado que el espacio, cuya matriz está en concurso de acreedores con una deuda cercana a los 16 millones de euros, "nunca recibió el respaldo municipal".

"Open Camp nunca agradó a Jaume Collboni —teniente de alcalde de Empresa—. El hecho de ningunearlo en el homenaje a los Juegos es sólo un botón de muestra. La firma pagaba 900.000 euros al año al ayuntamiento y no podía ni poner publicidad. De hecho, Luis Suárez quiso venir a hacerse fotos y lo gestionó Barcelona de Serveis Municipals (B:SM). Las condiciones eran draconianas e impidieron que el Open alzara el vuelo", concluyen.

Cualquiera que fuere la explicación, la idea que pretendía revitalizar y monetizar el anillo olímpico de Montjuïc —su mantenimiento vale más de tres millones de euros públicos al año— ha caído. Ayer, en la celebración de los Juegos, nadie la mencionó.

Destacadas en Business