Menú Buscar
La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, opinó sobre los planes del Gobierno / EP

Bankinter: “Hasta ahora, el Gobierno nos genera inquietud”

La entidad no se plantea entrar en procesos de fusiones y espera recuperar en dos años los beneficios que perderá tras sacar a bolsa Línea Directa

5 min

El año pasado fue positivo para Bankinter aunque el horizonte se presenta con algunas dificultades, entre las que destaca el efecto de las posibles medidas a tomar por el nuevo Gobierno. La consejera delegada de la entidad, María Dolores Dancausa, se ha mostrado crítica con algunos de los planes de Moncloa, en especial los relacionados con una subida de impuestos a la banca, y ha admitido que, al menos por ahora, el Ejecutivo que comanda Pedro Sánchez “nos genera inquietud”.

Durante la presentación de los resultados anuales del banco, que ha vuelto a registrar beneficios récord, Dancausa ha incidido en el diferente perfil que presentan los miembros del Consejo de Ministros, que es donde residen las principales incertidumbres sobre su desempeño.

“En el Gobierno hay personas muy bien formadas y preparadas, que además se desenvuelven muy bien en el ámbito de la Unión Europea. Pero también hay otras, menos formadas y que siguen modelos de gobierno que hace tiempo que están superados”, describió Dancausa, que al mismo tiempo expresó su deseo de que “se impongan los primeros”, aunque también admitió que “gestionar las colisiones entre los dos grupos será complicado y hasta que eso no se resuelva el Gobierno genera inquietud”.

Contra la subida de impuestos

Una de las medidas más controvertidas se refiere a una posible subida de impuestos a la banca, contra la que se ha pronunciado la consejera delegada de Bankinter. “No me gustan las subidas de impuestos fuera de un plan fiscal. Subir impuestos de manera aislada perjudica a la economía y es pan para hoy y hambre para mañana”.

La consejera delegada del banco considera que una buena medida “no consiste en subir los impuestos a la banca o a los ricos sino tener un plan pensado y meditado y ejecutarlo para que se cree más empleo y las empresas ganen más dinero porque ésa es la única manera de recaudar más”.

Previamente al turno de preguntas por parte de la prensa, la ejecutiva ya había hecho hincapié en la cantidad de impuestos que había pagado Bankinter en 2019. “Hemos pagado 190 millones de euros porque, contrariamente a lo que dicen algunos, los bancos sí pagamos impuestos”.

Crecimiento orgánico

Además, también ha destacado las cargas por motivos regulatorios, “que vienen a ser una suerte de impuestos también”, y que en el caso de Bankinter han pasado de 45 millones en 2014 a 95 millones en 2019”.

En cuanto a una posible participación de Bankinter en un proceso de fusiones, Dancausa ha asegurado que la entidad no se plantea una operación de este tipo con ninguna entidad y que su modelo es el de crecimiento orgánico, que consideran el más sostenible. “Fusionarse por fusionarse no tiene sentido, seguimos los preceptos del Banco de España sobre que las fusiones tiene que aportar valor”.

La operación que actualmente está en el foco de la entidad es la salida a bolsa de la aseguradora Línea Directa, hasta ahora participada al 100% por Bankinter. Dancausa admitió que la medida llevaba mucho tiempo encima de la mesa del banco y defendió la idoneidad de la fecha por el buen momento que atraviesa la entidad.

Dos años para recuperar beneficios

La consejera delegada señaló que la salida de Línea Directa de las cuentas impedirá que el banco gane más dinero en 2020 que el año anterior aunque estimó que en el plazo de dos o tres años recuperará los beneficios que actualmente aporta la aseguradora.

Precisamente, este año se cumple el 25 aniversario del nacimiento de Línea Directa, que surgió como una alianza entre Bankinter y Royal Bank of Scotland. Dancausa recordó que la aportación inicial del banco español fue de 36 millones y que en 2009 pagó 426 millones por el 50% que estaba en manos de la entidad británica. “Desde entonces, el retorno de estas inversiones han sido de 1.058 millones en forma de dividendos, más los 1.184 millones que ahora se devolverán a los socios en aportaciones con la salida a bolsa. Es decir, que fue una operación más que rentable”.