Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Edificio de Bankinter, en Madrid / EP

Bankinter dispara el beneficio hasta 1.140 millones por la venta de Línea Directa

El resultado recurrente por la actividad bancaria en el primer semestre cae el 2,4% respecto al mismo periodo del año anterior a la pandemia

4 min

La segregación de Línea Directa Aseguradora disparó el beneficio neto de Bankinter en el primer semestre hasta 1.140 millones de euros, de los que más de un 78% se corresponden con las plusvalías obtenidas por la operación. El negocio bancario recurrente aportó a la cuenta de resultados 244,5 millones, lo que supone un 124% más que el pasado ejercicio, pero el 2,4% menos que en los seis primeros meses de 2019, el año anterior a la pandemia.

No obstante, la entidad ha logrado un crecimiento de dos dígitos en los principales márgenes también en relación con el ejercicio anterior a la irrupción del coronavirus. Así, el margen de intereses creció el 14,9%, hasta 639,4 millones.

Crecimientos de dos dígitos

Mientras, el margen bruto se fue a 914,7 millones, un 14% más que en 2019, gracias al notable incremento de las comisiones netas y a un notable ajuste del 27% en el capítulo de gastos.

El margen de explotación superó los 504 millones de euros, cerca de un 18% más que en el periodo enero-junio del año prepandemia, pese a que los costes operativos se incrementaron casi un 10%.

Recuperación de la actividad bancaria

Por lo que se refiere a la actividad puramente bancaria, el resultado antes de impuestos ascendió a 287,6 millones de euros, lo que supone multiplicar por 4,5 veces los registrados en el mismo periodo del pasado año, marcado por las notables provisiones como consecuencia de la crisis, pero aún lejos de los 344,8 de la primera mitad de 2019, aunque entonces también hubo un extraordinario de 57 millones por la adquisición de EVO Banco.

De este modo, en términos comparables Bankinter ha logrado recuperar las cifras en torno a la actividad bancaria que lucía antes de la llegada del coronavirus.

Capital casi intacto

En términos de solvencia, Bankinter se mantiene con una ratio CET fully loaded del 12,2%, apenas nueve centésimas por debajo de la que registró al cierre del pasado ejercicio. El capital sumado por el resultado retenido y la operación de Línea Directa se ha visto compensado por el consumo derivado a la evolución del negocio.

No obstante, la entidad dispone de un notable colchón de algo más de 450 puntos básicos en relación a los mínimos exigidos en su caso por el Banco Central Europeo.

Mora contenida

Las cifras de morosidad vuelven a llamar la atención por su contención; la ratio se ha situado en el 2,34%, con una reducción de 16 puntos básicos en relación al primer semestre de 2019 y prácticamente estable respecto a 2020. La cobertura se elevó hasta el 62,5%.

El negocio hipotecario también ha llevado buenas noticias al balance del banco, que supera por primera vez los 30.000 millones de euros en cartera, con un crecimiento en España del 5,8%, frente a una media del sector prácticamente plana. La nueva producción alcanzó en el semestre los 3.000 millones de euros, récord histórico de la entidad y que duplica la cifra registrada el pasado año.