Menú Buscar
Calle de Algete, uno de los pueblos madrileños de la España vacía / EP

Banca, transporte y comercio son los sectores que más trabajan para poblar la España vacía

Compañías como Caixabank o Supermercados Dia son las empresas que mayores esfuerzos hacen para luchar contra la despoblación

3 min

España tiene un gran problema en gran parte de la geografía española. Cada vez son más las poblaciones que van perdiendo censo paulatinamente debido a que los españoles se marchan a las grandes ciudades. En este sentido, servicios bancarios, el comercio y el transporte público son los tres sectores que podrían reactivar a la Españavacía y empresas como Caixabank o Dia intentan frenar la despoblación.

Según el informe Despoblamiento rural: la brecha de la desigualdad, de los sociólogos Luis Camarero (UNED) y Jesús Oliva (Universidad Pública de Navarra), en el que analizan la despoblación rural, dichas áreas de negocio podría activar la economía de las regiones que van quedándose desiertas de vida.

Caixabank y Dia impulsan la igualdad

En este sentido, en el estudio se refleja que las empresas de banca, Caixabank, y de distribución, Dia, son las dos compañías que más representación tienen en las poblaciones de menos de 10.000 personas en España, impulsando estas regiones. 

En concreto, de los servicios analizados, el bancario ha vivido un proceso de concentración importante (de 45.707 oficinas a 25.755), siendo este procedimiento más acusado en las áreas urbanas que en las rurales.Por su  parte, Dia es el que dispone de una mayor presencia en estas localidades (1.120), seguido de Coviran (1.005) y del grupo HD Covalco (663).

Transporte público y sanidad

Respecto al transporte, el estudio revela que hay una gran carencia en la España Vaciada. Lo mismo ocurre con los servicios sanitarios ya que se estima que algunas regiones han sufrido una fuerte reducción, como Galicia, y otras han vivido un crecimiento, como Cataluña, Andalucía y Castilla-La Mancha.

"Para garantizar la equidad territorial, el acceso a los servicios es una cuestión central. Por ello resulta esencial el compromiso tanto de las administraciones públicas como de los operadores privados en la provisión de servicios sanitarios, educativos, de transporte, bancarios o comerciales en las áreas rurales y de baja densidad. De este compromiso depende en gran medida la revitalización económica y la capacidad de atracción demográfica de los pueblos", concluye Luis Camarero.