Menú Buscar
Work Café Banco Santander

Tomar café, asistir a un concierto o hacer yoga, así son las nuevas oficinas bancarias

La revolución digital incentiva a que muchas entidades remodelen sus oficinas para seguir contando con una relación cara a cara con el cliente

02.06.2019 00:00 h.
6 min

El número de oficinas bancarias se ha reducido notablemente en todos los municipios. Solo que hay que dar una vuelta por tu barrio para percatarse de ello. Al menos el 43% de las sucursales han desaparecido durante la última década, según datos recientes del Banco de España. Y las 26.011 que quedan en pie se van transformando poco a poco para ofrecer una experiencia distinta a la que estamos acostumbrados. Los principales factores de esta desaparición son la despoblación de muchas zonas rurales de España, pero también la digitalización que va de la mano de la revolución tecnológica.

Si hasta a día de hoy acudíamos a una sucursal para abrir una cuenta bancaria, solicitar información sobre productos de financiación o realizar la operativa básica, ahora tenemos la posibilidad de tomar un café, acudir a conciertos, charlas, visitar una exposición o participar en distintos talleres. Entidades como imaginBank, Banco Santander, BBVA, ING o CaixaBank ya han adaptado algunas de estas oficinas en espacios más modernos provistos de la última tecnología con el objetivo de mostrar el lado más humano de los bancos.

La evolución de las oficinas

En plena revolución digital las entidades bancarias siguen apostando por una relación cara a cara con sus usuarios. A pesar de que el número de clientes digitales no para de crecer, las oficinas bancarias están evolucionando hacia un formato innovador que según ha comprobado Banco Santander, es hasta un 20% más productivo que una oficina tradicional.

Si hasta ahora visitábamos la oficina para temas tediosos, ahora es posible visitar una exposición artística, acudir a un concierto acústico, asistir a una masterclass sobre videojuegos, disfrutar de la proyección de una película o tomar un café con nuestros amigos. Aunque cada entidad tiene un programa de actividades distinto la tendencia es dejar atrás las oficinas tradicionales y apostar por espacios de coworking y cafetería.

Los bancos más digitales

Banco Santander dispone de tres Work Café en Madrid donde tanto los clientes como los no clientes pueden trabajar, hacer reuniones, conectarse a Internet y asistir a conferencias sin dejar de realizar su operativa financiera. ING, por su parte, el pasado mes de diciembre lanzó su primer ING Café en Sabadell donde podemos comunicarnos cara a cara con nuestro gestor, operar en los cajeros, tomar un café y asistir a los diferentes eventos organizados por la entidad.

CaixaBank, por su parte, ha implantado al menos 300 oficinas Store. Un modelo de oficina que apuesta por la tecnología y un trato más personal y cercano con el cliente. Será el cliente el que elija cómo y dónde mantener una conversación con el gestor. Por su parte, imaginBank busca promover la creatividad de los usuarios ofreciendo un espacio donde poder asistir a conciertos, espectáculos, sesiones de gaming, exposiciones, talleres, etc. Para poder disfrutar de las distintas actividades se ha habilitado una página web donde podremos consultar la agenda y conseguir nuestra entrada.

Otra entidad que se sumó el pasado año a la implantación de un nuevo modelo de oficina bancaria fue BBVA con al menos 20 oficinas durante 2018. Estas sucursales cuentan con hasta 1.000 metros cuadrados y las podemos encontrar en Manresa, Barcelona, Vigo, Almería, Badalona o Alcorcón. BBVA, como sus principales competidores, tiene como objetivo ofrecer una atención más personalizada gracias a sus gestores financieros. Desde el comparador financiero HelpMyCash.com creen que este nuevo modelo es una tendencia al alza y que la lista de entidades que ofrecerán este innovador formato no dejará de crecer.

Los Work Café mundiales

Si cruzamo el charco, más concretamente en Chile, también podemos encontrar al menos 41 Work Café de Banco Santander. De hecho, el país latinoamericano fue el primero en poner en marcha este nuevo formato de oficina. La entidad cántabra no descarta llevar este modelo a otros países donde opera tras comprobar que este modelo es hasta un 20% más productivo.

En Japón, el banco Yamaguchi Financial ha remodelado sus antiguas oficinas por cafeterías, guarderías o vinotecas. La digitalización de la banca junto con los tipos de interés a cero, han propiciado un uso distinto de las casi 280 oficinas de las que dispone la entidad japonesa. Takeshi Yoshimura, presidente del banco japonés, no ve viable la opción de cerrarlas y apuesta por sacar rentabilidad a estos negocios no financieros y seguir impulsando la interacción cara a cara.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información