Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una sucursal de Banco Sabadell en Madrid / EP

Banco Sabadell ofrece prejubilaciones desde los 56 años con hasta el 55% del salario

El ERE de la entidad suscita el rechazo de los sindicatos, que considera sus condiciones "insultantes" y "una tomadura de pelo"

3 min

La dirección de Banco Sabadell ha propuesto este miércoles a los sindicatos prejubilaciones entre los 56 y los 62 años y bajas incentivadas a partir de 50 años durante la última reunión sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que han sido rechazadas por considerarlas "insultantes" y "una tomadura de pelo".

Los representantes de los trabajadores y la dirección del banco han celebrado este la segunda reunión de la mesa negociadora del ERE del período formal, pocas horas antes de que la plantilla inicie movilizaciones en la calle contra el ajuste que afectará a unos 1.900 empleados.

Prejubilaciones

Según han informado UGT y CCOO, la dirección ha presentado una propuesta de indemnizaciones que diferencia a tres colectivos (entre 58 y 62 años con 15 o más años de antigüedad; entre 56 y 57 con esa misma antigüedad; y menos de 50 o más de 56 años sin esos años de trabajo).

En el primer grupo, el Sabadell propone prejubilaciones y bajas con el 55 % del salario anual asignado (SAA) hasta los 63 años, con un tope de 270.000 euros y un convenio especial con la seguridad social hasta los 63 años, contando también dos años de desempleo y el subsidio de desempleo.

Para el grupo de 56-57 años, también con una antigüedad igual o mayor de 15 años, plantea prejubilaciones con el 50 % del salario anual asignado y convenio especial hasta los 62, con un tope de 270.000 euros, descontando también dos años de desempleo y subsidio.

Bajas incentivadas

Finalmente, el banco plantea bajas incentivadas para el tercer colectivo de menores de 50 o mayores de 56 con menos de 15 años de antigüedad, con 27 días por año trabajado con un máximo de 18 mensualidades.

En un comunicado, UGT ha calificado de "insultantes" las condiciones planteadas para cada uno de estos grupos, por lo que ha animado también a la plantilla a participar en las concentraciones previstas para este jueves en ocho ciudades de España. Por su parte, CCOO ha asegurado que las condiciones de salida son "una verdadera tomadura de pelo".

Fuentes cercanas a la negociación han apuntado que la dirección ha vuelto a insistir en su deseo de que las salidas sean voluntarias y ha puesto en valor el plan social que, considera, están por encima de los estándares de mercado.